23 de abril de 2014

Así quedó el departamento en el que un presunto narco mexicano resistió a la Gendarmería

La puerta de la vivienda ubicada en la planta baja del edificio de Amenabar y Sucre quedó con impactos de bala y dañada por golpes.

El edificio, ubicado en el barrio porteño de Belgrano, tenía doce departamentos, distribuidos entre planta baja, primer y segundo piso. El detenido vivía en la planta baja con su familia, a la que había tomado de rehén dentro de la vivienda.

 

 


El lugar no dispone de ascensores, por lo que el resto de los vecinos tuvieron que ser evacuados a través de una pequeña escalera caracol que comunica los distintos niveles. 

Con la intervención del secretario de Seguridad, Sergio Berni, y del grupo GEOF se consiguió liberar a a la esposa, suegra y suegro del narco ahora detenido, que resistió a tiros el allanamiento antidrogas donde un gendarme resultó herido.

La puerta del lugar por la que los efectivos que encabezaron el operativo ingresaron, quedó con visibles marcas no sólo de haber sido forzada por las fuerzas de seguridad, sino también por los disparos efectuados en el cruce con el  narcotraficante, que intentó impedir que entraran en la vivienda. 

La Gendarmeria se disponía a allanar la vivienda en el marco de una causa en la que se investiga a una banda narco, e intentaba dar en el domicilio con documentación que colaborarara con la investigación.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »