POLITICA

16 de diciembre de 2013

Entre Ríos: fallecieron dos jóvenes que se encontraban heridos tras los saqueos

Durante el acuartelamiento policial, el dueño de una maderera disparó a uno de sus empleados al confundirlo con un ladrón. Al incendiar el lugar para tapar el hecho, otro empleado resultó con heridas mortales

Eduardo Cáceres y Claudio Román, de 22 años, se desempeñaban como empleados de una maderera y el pasado lunes, en momentos en que la policía se encontraba acuartelada y se vivían saqueos en varios comercios, fueron llevados por su jefe al depósito de la empresa para tratar de impedir los robos que pudieran sufrir.

  Según las declaraciones de los familiares y las actuaciones de los investigadores, el empresario Juan Javier Huerta, responsable del comercio "La Esperanza", disparó al joven Cáceres (quien recibió un balazo en la cabeza) esa mañana al confundirlo con uno de los saqueadores, y en medio de una crisis, incendió el comercio ubicado en Isthilart y Rawson para intentar tapar el hecho.   El incendio se propagó más rápido de lo esperado, y tanto él como el otro joven que allí se encontraba, Román, resultaron con graves heridas.

Finalmente, el mediodía de este lunes, una semana después de estar internados, fallecieron los jóvenes, quienes se encontraban en el hospital Masvernat, que se suman a la trágica lista de personas que perdieron la vida tras los saqueos en Concordia. Esa misma jornada en que había muerto el joven Eduardo López,  electrocutado en la puerta de un supermercado Carrefour.
  Huerta, que fue detenido el jueves pasado y luego excarcelado, es asistido por quemaduras en un centro especializado de Santa Fe y está imputado por el fiscal Germán Dri, sospechado de haber disparado accidentalmente contra su empleado Cáceres y también de ordenar que se incendiara el local comercial ante el avance de los saqueos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »