27 de junio de 2013

Un audio apuntaría al círculo íntimo de la familia Rawson

Ahí está el misterioso dato aportado por el nuevo testigo que motivó la declaración de 26 vecinos de Ravignani 2360.

En el marco de la causa por el crimen de Ángeles Rawson, el juez Javier Ríos tomó en la noche del miércoles una medida que sorprendió a todos y alteró -todavía más- el edificio de Ravignani 2360, donde vivía la víctima y donde se desempeña el portero Jorge Mangeri, único imputado por el asesinatocitó a declarar a todos los vecinos (26 en total). ¿Por qué? La respuesta la aportó, a medias, el abogado del padre de la adolescente asesinada, Pablo Lanusse: una persona le entregó un dato sobre lo ocurrido el 10 de junio, día en que desapareció la joven, y el letrado le transmitió la información al magistrado, que inmediatamente dispuso la ronda de testimoniales que terminó pasadas las 8 de esta mañana.

La pregunta es: ¿Qué le dijo esa persona, que podría constituir un testigo clave, al abogado de Franklin Rawson?

Lanusse no había despejado esa duda, que se ubicó rápidamente en el centro de la escena. "Es una información que yo traje, que me acercó una persona; llegó a mi conocimiento en la tarde ayer (por el miércoles) y se la puse en conocimiento al señor juez", comentó el abogado, y apenas dio la siguiente pista: "Es sobre lo que habría ocurrido el 10 de junio".

C5N fue más allá y reveló que el misterioso dato está en un audio que quedó incorporado al expediente y que apuntaría al círculo íntimo de la familia Rawson.

Lanusse indicó, además, que en el edificio "hay tres departamentos vacíos", dato que habría despertado la inquietud de los investigadores, que intentarían determinar ahora si Ángeles fue víctima, antes de ser asesinada, de un intento de violación en una de esas viviendas. 


En la noche del miércoles, el juez Ríos citó a declarar a todos los vecinos del edificio de Ravignani 2360.

El operativo incluyó a medio centenar de efectivos de la división Criminalística y a la Superintendencia de Investigaciones de la Metropolitana, quienes llegaron al lugar en furgones y autos de civil.

Los vecinos fueron trasladados en combis a los Tribunales, donde el magistrado les tomó declaración testimonial. 

El lunes pasado, las pericias forences complicaron aún más la situación de Mangeri ya que se encontró restos de piel bajo las uñas del cadáver de Ángeles Rawson, cuyo ADN se corresponde con el del portero.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »