23 de abril de 2012

Alberto Fernández admitió sus vínculos con Repsol

23 de abril de 2012 (derf) Hora: 10:10

En declaraciones a Radio El Mundo, que fueron reproducidas por la agencia de noticias DyN, Fernández reconoció que colaboró con los socios argentinos de YPF desde 2008 y destacó que actualmente en su estudio jurídico hace análisis de coyuntura para distintos clientes que factura a su nombre

 

Mientras la decisión de la presidenta Cristina Fernández de recuperar el control de un recurso natural estratégico goza, no sólo un fuerte respaldo popular, sino también del apoyo de gran parte del arco político, la de Fernández fue una de las voces elegidas por el Grupo Clarín para cuestionar la medida.

“Me preocupa el modo y la forma como el gobierno toma la decisión”, aseguró la semana pasada en Desde el llano, el programa que conduce Joaquín Morales Solá por TN. Lo que nunca aclararon durante la entrevista televisiva ni el ex jefe de Gabinete ni Morales Solá, es que Fernández mantiene una relación contractual como consultor “en el área de comunicación estratégica y asuntos públicos” de Repsol, tarea por la que percibe unos 25 mil pesos mensuales, tal como se desprende de las planillas de contrataciones halladas por la intervención a la empresa. Notablemente ofuscado Fernández se negó ayer a dialogar con Tiempo y se limitó a calificar de “mentira” la información publicada por este diario. Sin embargo, lo que negó primero lo admitió poco después en declaraciones vertidas a Radio El Mundo. 

Reconoció mantener la relación contractual pero salió presuroso a intentar despegarse de su condición de lobbista de la petrolera. “En 2008 cuando dejé el gobierno fui a colaborar con los socios argentinos de YPF a instancias de Néstor Kirchner”, dijo y matizó: “Pero eso jamás se convirtió en un acto de lobby a favor de Repsol, no he tenido prácticamente trato con los directivos”. Fernández, quien en ninguna de sus intervenciones mediáticas para hablar acerca del proyecto de ley para estatizar YPF blanqueó su condición de consultor de Repsol, agregó: “Soy abogado y tengo un estudio jurídico, donde hago muchos análisis de coyuntura. Los contratos están a mi nombre porque no tengo testaferro, ni cuentas en negro”. El ex jefe de Gabinete aseguró, además, haber sido tentado dos veces “para ser director de YPF por los accionistas independientes”, pero dijo que rechazó el ofrecimiento.

Aun cuando no pudo desmentir su relación contractual con Repsol ante la contundencia de la evidencia hallada por la intervención a YPF, Fernández calificó de “formidable infamia” vinculada con sus críticas al gobierno nacional, la información revelada por este diario.
“Llegué allí de la mano de Eskenazi y a pedido de Néstor Kirchner”, insistió, a la vez que explicó que su tarea fue “básicamente colaborar con el socio argentino”. Su supuesta preocupación por “el socio argentino” no fue tan evidente durante su intervención en TN, donde parecía más preocupado por defender los intereses de los capitales españoles. “El problema central es la manera en que se ha hecho –explicaba la semana pasada a Morales Solá–, lo que no se puede hacer es decir ‘se van ustedes y me quedo con las acciones de ustedes’. Lo que podría haber hecho es una oferta a todos (los socios) y ver quién les quiere vender, hacer una oferta hostil.” La medida anunciada por la presidenta hace hoy exactamente una semana cosechó un contundente respaldo popular. Según reveló Página 12 ayer, un sondeo realizado por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) conducido por Roberto Bacman demostró que el 74% de los consultados está de acuerdo con la expropiación. El respaldo fue contundente también a nivel político. Además del lógico apoyo del kirchnerismo y sus aliados en el Congreso, el Frente Amplio Progresista, la Unión Cívica Radical y Proyecto Sur adelantaron que acompañarán el proyecto en general. Sólo el PRO se opondrá mientras que el Peronismo Federal está dividido.

El respaldo fue de tal magnitud que, días después de rechazar la iniciativa con todos los argumentos del neoliberalismo a su disposición, Mauricio Macri se vio obligado a ensayar una pirueta en el aire para matizar su postura. El líder pasó en pocas horas de asegurar que la iniciativa “va en contra de los intereses de los argentinos” a asegurar, a la luz del fuerte respaldo popular, que de llegar a la presidencia en 2015, no intentará reprivatizar YPF.

Además de Alberto Fernández, otro actual asesor de Repsol, Daniel Montamat, quien se desempeñara como titular de YPF entre 1987 y 1989 y ex secretario de Energía entre 1999 y 2000, salió a criticar el proyecto sin blanquear su vínculo con la empresa afectada.


La clave

REPERCUSIÓN.
 La repercusión que tuvo la primicia de Tiempo Argentino vuelve a mostrar la manipulación informativa de los medios hegemónicos de la Argentina. Mientras los portales de Clarín y La Nación la ignoraron durante todo el domingo, el periódico español El País destacó la exclusiva de este diario en su cobertura sobre la intervención a YPF.


El dato

RESPALDO. 
El proyecto que fue denostado por el ex jefe de Gabinete de la Nación, Alberto Fernández, cuenta con un fuerte respaldo popular según el CEOP (74% de los encuestados están de acuerdo con la expropiación) y político, incluso de varios sectores de la oposición.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »