Jueves 20 de Junio de 2024

Hoy es Jueves 20 de Junio de 2024 y son las 09:20 -

ACTUALIDAD

20 de mayo de 2024

El primer receptor de un riñón de cerdo modificado genéticamente falleció esta semana: ¿cuáles son riesgos de estos trasplantes?

El trasplante de órganos de cerdos a humanos ya es una realidad, pero de momento aún queda mucho por investigar, pues tres pacientes han fallecido a las pocas semanas de ser operados. En ‘Infobae España’ hablamos con la directora de la Organización Nacional de Trasplantes

Desde el punto de vista de la ONT, compartimos con los profesionales del mundo del trasplante el entusiasmo por este gran avance, que podría transformarse en una solución para los miles de pacientes que necesitan el reemplazo de un órgano cada año en el mundo, pues son unos 2 millones de personas las que necesitan un trasplante cada año y apenas se hacen 150.000. Pero, al mismo tiempo, también recibimos este tipo de noticias con mucha precaución, porque somos conscientes de que desconocemos todo con respecto a cómo van a evolucionar estos injertos una vez trasplantados al ser humano y somos conscientes de que queda un largo camino por recorrer a través de los procedimientos que se vayan autorizando.

Además, de momento, estos procedimientos son experimentales...

Claro, este tipo de procedimientos tienen un carácter absolutamente experimental y creo que con esa prudencia hay que presentárselo al público. El gran interrogante que tenemos ahora con estos avances es qué tipo de pacientes pueden ser candidatos a estos trasplantes, y creemos que serían personas con muchas dificultades para trasplantarse, con un largo periodo de tiempo en espera o incluso con la posibilidad de fallecer si no llega ese órgano a tiempo. De hecho, en un país como España, con un excelente acceso al trasplante, uno de los problemas que tendríamos es definir qué paciente sería candidato a un proyecto de investigación de esta naturaleza.

 

¿Seleccionar a los candidatos sería entonces uno de los principales dilemas éticos?

Sí, sería seleccionar a los pacientes candidatos a participar en este tipo de procedimientos, proporcionándoles una información balanceada de manera neutral y objetiva, de tal forma que puedan tomar una decisión absolutamente libre. Puede haber otros dilemas éticos relacionados, por ejemplo, con la utilización de animales para tratamiento en el ser humano o que estos órganos puedan tener un coste muy elevado, pero elegir los candidatos sería el principal.

¿La operación es más complicada que la de un trasplante de un corazón de donante humano?

Por lo que conocemos y por lo que se ha publicado, en principio desde un punto de vista de técnica quirúrgica el procedimiento es similar. El tratamiento inmunosupresor puede ser algo más intenso que en los casos de trasplante interhumanos, pero en principio es un procedimiento muy similar al trasplante convencional entre humanos.

¿Sería más factible que los xenotrasplantes se convirtieran en un procedimiento transitorio o “puente” hasta que se obtenga el órgano idóneo para el receptor?

Básicamente se pueden plantear dos posibilidades: la de tratamiento definitivo o la posibilidad de terapia puente a un trasplante entre humanos que, por ejemplo, podría permitir que pacientes en una situación muy crítica, cuando el órgano adecuado a sus necesidades no aparece en tiempo y forma, puedan tener una opción terapéutica hasta que llegue ese momento. Pero aún nos falta mucha información y un largo camino que recorrer.

COMPARTIR:

Comentarios