Martes 25 de Junio de 2024

Hoy es Martes 25 de Junio de 2024 y son las 02:05 -

INTERNACIONALES

24 de marzo de 2024

El Estado Islámico difundió un escalofriante video del ataque en la sala de conciertos de Moscú

Las imágenes muestran a varios terroristas con los rostros censurados y voces alteradas, armados con fusiles de asalto y puñales, perpetrando la matanza y celebrando al acto grito de “Alá es grande”. IMÁGENES SENSIBLES

El ataque dejó al menos 133 muertos y unos 155 heridos

Un video tomado por los terroristas que atacaron la sala de conciertos de Moscú el viernes pasado fue publicado en las redes sociales utilizadas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), según el grupo SITE, de investigación antiterrorista.

El video de un minuto y medio de duración muestra a varias personas con los rostros pixelados y voces alteradas, armados con fusiles de asalto y puñales, celebrando al acto grito de “Alá es grande”.

 

Aparecen en la entrada de la sala de conciertos Crocus City Hall de Krasnogorsk, en el noroeste de Moscú.

“Ven rápido. Trae la ametralladora. Mátalos y no tengas piedad”, ordena uno de los terroristas. Cuando se acerca el que lleva la cámara, dispara contra los cuerpos en una habitación en llamas.

En las imágenes también se observa a los atacantes cuando disparan varias ráfagas, numerosos cuerpos inertes tendidos, y el comienzo de un incendio en el fondo.

En una escena estremecedora, la cámara se enfoca en otro terrorista que degüella repetidamente la garganta de un hombre inmóvil en el suelo. Al terminar, la víctima, quizás aún consciente o por reflejo, se voltea antes de quedar en silencio.

 

El video muestra a varias personas con los rostros censurados y voces alteradas, armados con fusiles de asalto y puñales, celebrando al acto grito de “Alá es grande”.

El video apareció en una cuenta de Telegram que, según informó SITE, pertenece a AMAQ, el brazo de propaganda de ISIS.

El ataque reivindicado por el Estado Islámico dejó al menos 133 muertos la noche del viernes y se considera el ataque más mortal del grupo yihadista en suelo europeo.

De los heridos, según la última actualización del sábado, 105 continuaban hospitalizados mientras que otras 32 personas estaban recibiendo atención ambulatoria. Asimismo, al menos 40 personas tuvieron que ser operadas de urgencia en la noche del viernes al domingo.

La agencia TASS explicó en un comunicado difundido vía Telegram que la mayoría de las muertes habían sido consecuencia bien de heridas de bala o bien de la asfixia durante el incendio de la sala.

Según el Kremlin, 11 personas fueron detenidas, incluidos los cuatro supuestos autores del ataque. Moscú asegura que esos cuatro hombres se dirigían a Ucrania, pero Kiev niega cualquier relación con los hechos.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, cargó contra el jefe del Kremlin, luego de que éste insinuara la participación de sus ciudadanos en la masacre.

 

El ataque reivindicado por el Estado Islámico dejó al menos 133 muertos. (REUTERS)

“Lo que ocurrió ayer en Moscú es totalmente previsible y Putin intenta echar la culpa a otros. Sus métodos son siempre los mismos, ya lo hemos visto antes”, comienza diciendo en un video y, a continuación, precisa algunas de las brutalidades de las que el Presidente ruso es responsable: “Hubo casas voladas, tiroteos masivos, explosiones, y siempre culparon a otros. Vinieron a Ucrania, incendiaron nuestras ciudades, y luego intentaron culparnos. Torturan y violan a la gente y luego les echan la culpa. Han traído a cientos de miles de sus terroristas a territorio ucraniano y nos libraron la guerra pero no les importa lo que ocurre dentro de su país”.

La directora del medio de propaganda RT, Margarita Simonyan, publicó los vídeos de los supuestos interrogatorios de dos sospechosos esposados. Ambos admitieron el ataque pero no dijeron quién lo había organizado.

Más temprano, el grupo terrorista había publicado una imagen de los presuntos responsables de la masacre y en ella aparecen cuatro personas con media cara tapada, gorra y los ojos pixelados delante de una gran bandera del Estado Islámico.

De acuerdo con Amaq, tres de estos supuestos terroristas “comenzaron a disparar contra la multitud”, mientras que el cuarto le prendió fuego a la instalación “utilizando bombas incendiarias que habían sido preparadas de antemano para este propósito”.

 

El grupo terrorista publicó una imagen de los presuntos responsables de la masacre y en ella aparecen cuatro terroristas con media cara tapada, gorra y los ojos pixelados.

La fuente apuntó que durante el atentado se emplearon ametralladoras, una pistola, bombas incendiarias, y cuchillos que se utilizaron para “degollar a varios dentro de la sala y en los pasillos”, mientras que indicó que los supuestos yihadistas apuntaron a la cabeza de los asistentes al evento.

La Casa Blanca expresó su pesar por esta masacre dijo que se trataba de un hecho “terrible”.

“Las imágenes son simplemente horribles y duras de ver. Nuestros pensamientos van a estar con las víctimas de este terrible ataque a tiros. Hay algunas madres, padres, hermanos e hijos que aún no han recibido la noticia. Va a ser un día duro”, sostuvo el asesor de Seguridad Nacional, John Kirby, quien descartó también que hubiera indicios de una participación Ucraniana.

Más tarde, la Embajada del Reino Unido local, el portavoz adjunto del Secretario General de la ONU, Farhan Haq, y la Unión Europea condenaron lo ocurrido y extendieron su más sentido pésame.

(Con información de AFP y EFE y Europa Press)

COMPARTIR:

Comentarios