16 de diciembre de 2013

El calor no cede y miles de usuarios sufren por los cortes en el suministro de luz y de agua

Varias zonas de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires registran problemas en ambos servicios. El Gobierno reconoció que habrá más cortes por "el mayor consumo". Las prestadoras dicen que son "situaciones puntuales"

Como continuación de un fin de semana agobiante, el lunes se vive en el área metropolitana con una ola de calor que no cede. En ese marco, varias zonas de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires se ven afectadas por cortes en el suministro de luz y agua.

  A través de la redes sociales, usuarios de los barrios de Saavedra, Palermo, Núñez, Caballito, Once y Floresta expresaron su malestar por los cortes en los servicios que sufren en sus viviendas. En algunos lugares de la Provincia, como San Isidro, la luz "va y viene".  En otros, como Temperley o Vicente López, el corte se mantiene desde hace horas.   El funcionamiento de los semáforos también se ve afectado y se reportaron fallas en distintos puntos de la Ciudad. Están apagados los ubicados en Avenida Los Incas y Alvarez Thomas, Los Incas y Chorroarín, Libertador y Juramento, Libertador y Mendoza, Montes de Oca y Caseros, Corrientes y Scalabrini Ortiz y Avenida La Plata y Garay.   Más temprano, el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, sostuvo que "la posibilidad de cortes de energía se va a ampliar porque hay mayor consumo". El funcionario agregó que "algún transformador, algún cable puede fallar". En tanto, desde las prestadoras aseguraron que lo que ocurre hoy son "situaciones puntuales".   Como agravante de este panorama, la jornada de hoy marcó un récord de consumo de energía para un día hábil. Con 23.334 MW a las 15 se alcanzó una nueva marca máxima en el uso de electricidad. El anterior registro máximo se había anotado el 22 de julio último con 22.552 MW de potencia.   Desde el Ministerio de Salud bonaerense confirmaron que las guardias registran un aumento de consultas por casos "atribuibles a patologías relacionadas con el aumento de la temperatura".   Rosario también padece situaciones similares. Gran parte de esa ciudad y de Villa Gobernador Gálvez está sin agua por una falla eléctrica en la planta de Assa. La temperatura en esas zonas alcanzó los 38 grados. El inconveniente comenzó a la madrugada y estaría solucionado en horas de la noche.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »