POLITICA

25 de julio de 2013

61º Aniversario del paso a la Inmortalidad de Evita

La voz oficial anunció por la radio que a las 20.25 hs. del 26 de julio de 1952, Eva Perón pasó a la inmortalidad y los días que siguieron fueron "como si una gran tiniebla descendiera en todos lados".

26 de Julio 1952 – 2013 61º Aniversario del paso a la Inmortalidad de Evita

La voz oficial anunció por la radio que a las 20.25 hs. del 26 de julio de 1952, Eva Perón pasó a la inmortalidad y los días que siguieron fueron "como si una gran tiniebla descendiera en todos lados". Llovizna incesante sobre calles vacías, vidrieras a oscuras, los faroles de las calles cubiertos con crespones negros, no funcionaban los transportes. Se decretó duelo nacional por un mes y la obligación de mostrar señales de duelo. Cerraron los cines, los teatros y todos los espectáculos, las radios transmitían exclusivamente música fúnebre y los diarios orlaban su primera página con franjas negras. El país lloraba a la más grande de todas.

Fue velada durante 12 días bajo la Cúpula de la Secretaría de Trabajo. La acostaron en un féretro con tapa de vidrio y la cubrieron con un sudario blanco y una bandera argentina. Afuera la lluvia no se detenía y aquellos que querían despedirse esperaban diez horas, helados, empapados y hambrientos haciendo una larga cola que atravesaba cuadras y cuadras del centro de Buenos Aires. Medio millón de personas besó la tapa de cristal. Hubo escenas de dolor frente al ataúd, gente arrancada por la fuerza, gente atendida por las enfermeras de la Fundación.

Evita realizaba una incansable labor social a través de su Fundación, desde donde apuntalaba uno de los pilares del Peronismo. Apenas comenzado el año 1950 se le manifestó un cáncer de cuello uterino. Sufrió varios desmayos y su salud mostró una importante recaída, hasta que en noviembre de 1951 fue intervenida quirúrgicamente por un médico norteamericano en el Hospital de Avellaneda. De esa época data la famosa foto donde se la ve votando en su lecho de enferma en las elecciones que consagrarían a Perón como presidente por segunda vez.

Evita también fue sometida a sesiones de radioterapia e incluso recientes investigaciones aseguran que se le efectuó una lobotomía para aliviarle el dolor provocado por el avance de la enfermedad. Los esfuerzos fueron en vano y la mítica figura del Peronismo falleció finalmente el 26 de julio de 1952, con tan sólo 33 años. Se fue físicamente pero se multiplicó en millones, tal como ella misma lo vaticinara en su tan recordado “Renunciamiento”. Hoy Evita está en donde hay una necesidad, donde hay un aciano y un niño con carencias. Hoy Evita es Pueblo y nunca más nadie arrebatará su figura, porque nunca nadie podrá apagar su legado.

 

Prensa Agrupación Peronista Arturo Jauretche de Luján

ANDRÉS SALVATTO - Conducción

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »