MEDIOS

2 de julio de 2013

LA RADIO EN ARGENTINA:

MAS DE DIEZ DECADAS BRINDANDO SERVICIOS, INMEDIATEZ Y ESPONTANEIDAD

LA RADIO EN ARGENTINA:

 

MAS DE DIEZ DECADAS BRINDANDO SERVICIOS, INMEDIATEZ Y ESPONTANEIDAD

 

La primera transmisión radial en nuestro país se produjo hace casi 84 años, dando nacimiento a un nuevo medio de comunicación. Era una aventura y algo utópico para esa época. Un grupo de jóvenes autodenominados “Los Locos de la Azotea” fueron los que asombraron a propios y extraños con su desparpajo: esa idea loca de transmitir sonidos y voces a través del aire.

 

Fue en 1920 que se produjo tamaño acontecimiento con el anuncio de la transmisión de una opera de Wagner, que se desarrollaba en el Teatro Coliseo de Buenos Aires,  aunque solo unos pocos  la pudieron recibir, y en forma parcial.  Los oyentes, al igual que varios integrantes de “Los Locos de la Azotea” eran amantes de la música  clásica y en sus hogares tenían equipos de recepción a galena. No llegaban a cien los que poseían este tipo de equipos.

 

Los “Locos de la Azotea”, jóvenes estudiantes universitarios, compartían la fascinación por la idea de poder hacer volar los sonidos, y sin saberlo, o sin imaginarlo, dieron el puntapié inicial para lo que más tarde se convertiría, en nuestro país, en el medio de comunicación más importante del siglo veinte.

 

Estos jóvenes conocieron el invento que hizo posible que concretarán sus sueños: la “telegrafía sin hilos”, creada por Guillermo Marconi en 1896. Con este método se podía establecer una comunicación entre dos puntos que estuvieran localizados a kilómetros de distancia, sin otro conductor que el aire. Marconi visitó nuestro pais en 1910 y sembró la semilla.

 

Pero aún en nuestros días el debate sobre el surgimiento de la radio está abierto, porque si bien muchos consideran que esa transmisión desde el Teatro Coliseo fue el inicio de la radiodifusion en el pais, hay quienes consideran que hubo muchos intentos previos a los de “Los Locos de la Azotea”.

 

Pero más allá de las controversias, esa primera y precaria emisión a través del éter produjo un quiebre en la historia del pais, porque a partir de ese momento las costumbres de los argentinos cambiaron para siempre.

 

A partir de 1920 el desarrollo de la radiodifusion se produjo en forma acelerada y caótica, porque no existía una norma legal que regulara la actividad. Ya en 1923 había más de cuatro emisoras y aunque los equipos receptores no estaban al alcance de la mayoría de la población, el fenómeno de la radio ya se había difundido vertiginosamente. Fue tambien en 1923 que se pudo escuchar por radio y en vivo el combate de boxeo entre Angel Firpo y Jack Dempsey desarrollado en Estados Unidos. Muchos salieron para esa ocasión a comprar radios que eran a galena, por lo que se necesitaban auriculares para poder escuchar con cierta nitidez la transmisión de la pelea.

 

Fue recién en 1924 que aparecieron los parlantes, que sumado a las válvulas electrónicas  fueron marcando avances significativos en la optimización de la actividad en relación a las características técnicas de las emisoras, avances estos que le dieron gran popularidad a los medios radiales.

 

Pero un par de años más adelante, se presume que fue en 1926, se instaló un nuevo debate que dividió las opiniones de quienes ya eran titulares o les interesaba este nuevo fenómeno comunicacional: las radios, podían ser comerciales? La mayoría de los integrantes de “Los Locos de la Azotea”, que eran jóvenes universitarios de gran sensibilidad social, opinaban que si las radios habían surgido como medios de difusión cultural, debían seguir ese camino y dejar de lado la posibilidad de que funcionaran con objetivos comerciales. Pero otros se oponían porque vieron el potencial comercial que se abría a partir de la difusión masiva de este medio de comunicación. La diferencia entre las las dos interpretaciones, a la luz de lo que ha venido desarrollándose, ha tenido como triunfadores, para decirlo de un modo enfático, a los que vislumbraban un futuro comercial, ya que las programaciones de las radios fueron incorporando en forma paulatina cada vez más avisos comerciales, y entonces la financiación de los medios a través de de la pauta publicitaria comenzó a ser una constante.

 

Independientemente de los vaivenes políticos y económicos del país, la radio continuó desarrollándose. No hubo golpe militar, ni crisis política y económica que detuviera su derrotero. A finales de la década del 30 ya se podía sintonizar más de 10 emisoras de AM, que hasta nuestros días siguen presentes en el dial. Fue así que a través de la radio se escucharon numerosos hechos políticos, pudiéndose citar, entre ellos, el golpe militar que derrocó a Hipólito Yrigoyen.

 

También a través de la radio pudo escucharse la noticia, en 1935, de la muerte de Carlos Gardel, por ejemplo.

 

Y la radio también ha sido testigo del nacimiento del peronismo, con la transmisión en vivo del discurso emblemático del líder del movimiento que se produjo el 17 de octubre de 1945.

 

De tal forma la radio se estableció, se hizo amiga de la gente; como un mueble más, en cada casa había una radio alrededor de la cual la familia seguía los acontecimientos sociales, políticos y económicos del país y del mundo.

 

Otro hito que se desarrolló a partir de la radio fue el radioteatro, que fue surgiendo en forma desordenada, hasta que cada emisora se organizó y se nutrió de directores, actores, guionistas y músicos, a sueldos fijos.

 

Pero además cada emisora tenía su propia platea, un programa en vivo en que escuchaban las mejores orquestas de tango de la época. Ejemplo de ello eran las actuaciones de Juan Darienzo y su orquesta típica, entre otras de gran renombre.

 

La tecnología fue avanzando y ello permitió que los aparatos fueran cada vez más accesibles. De tal forma, la radiofonía alcanzó un nivel de desarrollo imprevisto por sus creadores y fue convirtiéndose en un medio de masas.

 

Si bien la llegada de la televisión opacó algunos de los géneros propios de la radio, esta siguió cumpliendo un rol de gran importancia en la comunidad, porque además de entretener e informar, la radio siguió acompañando y comunicando a poblaciones alejadas de los grandes centros económicos y sociales. Hoy, en cada pueblo y ciudad de nuestro pais, afortunadamente, existe por lo menos una emisora local, que permite el desarrollo de la información regional.

 

A partir de la década del 80, otro fenómeno irrumpió con gran fuerza para revolucionar la radiodifusión, provocando un nuevo quiebre en el medio: la aparición de las emisoras de frecuencia modulada (FM) que tienen un alcance mucho más limitado que las AM, razón por la cual cumplen servicios estrictamente locales, en general.

 

Tambien las FM surgieron en forma desordenada. Pero la frecuencia modulada sedujo a los oyentes, sobretodo a la juventud, con un estilo muy diferente al de las AM: mucha música y pocas palabras. Así, las FM comerciales se afianzaron rápidamente y con el tiempo fueron incluyendo más información, de tipo  local en la mayoría de los casos, y menos música.

 

Lo que ha facilitado la proliferación de FM ha sido también la accesibilidad para su equipamiento y para su funcionamiento. De tal forma, sectores de la sociedad que nunca habían estado frente a un micrófono, comenzaron a familiarizarse. Fue entonces que en oposición a las FM comerciales, surgieron las radios de FM comunitarias que fueron y son impulsadas por organizaciones de la comunidad sin fines de lucro y que tienen programación y estética diferentes a las emisoras comerciales, porque cumplen una función estrictamente comunitaria y solidaria.

 

Pero estos medios alternativos son, por lo general, ilegales o no autorizados, aunque con la sanción en 2009 de la Ley  26.522, se ha promovido la regularización de estas FM y puede decirse que actualmente hay una firme voluntad política de permitir oficialmente la emisión de radios comunitarias para favorecer la pluralidad de voces, la diversidad informativa y la libertad de expresión.

 

Como conclusión. puede afirmarse que la radio es uno de los medios de comunicación de mayor relevancia. Su tremenda importancia para la vida de gran parte de la población, se identifica a través de su fácil acceso y sus marcas distintivas son la inmediatez y la espontaneidad. Es por todo eso que probablemente la radio nunca muera.

 

Para seguir reflexionando sobre este tema y sobre otros vinculados a esta maravillosa actividad que es la radiodifusión, quedo a la espera, de estar interesados, de sus consultas, comentarios o requerimientos, ofreciéndoles mis servicios profesionales destinados a la optimización de sus respectivos servicios.

 

Julio de 2013

 

Miguel Angel Quiroga

011 4542 4433 / 011 15 3472 3624

Avda Monroe 3624, 2do Piso “B”

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »