6 de mayo de 2013

El drama de los pasajeros que quedaron varados en Retiro

Una mujer con su hija operada de un pulmón, otra que denuncia robos y un usuario que se queja por el abuso de los comerciantes: testimonios de la desesperación en la Terminal.

 

La hija de Mónica, de 6 años, fue operada del pulmón el viernes pasado en el Hospital Garrahan y ahora, debido al paro de microsse encuentra varada junto a su madre en la terminal de ómnibus de Retiro. Necesita volver a Santiago del Estero

"Al Garrahan no puedo volver porque le dieron el alta y corre riesgo de agarrar un virus intrahospitalario", contó Mónica en una entrevista concedida a "Hola Chiche", porRadio 10"Presenté certificados y me dijeron que no tengo prioridad", agregó. 

Mónica y su hija se encuentran desde el viernes en Retiro y necesitan volver a Colonia Dora, en Santiago del Estero. En la terminal de ferrocarriles, en el cual el viaje a Santiago demoraría 23 horas, también le informaron que no había pasajes. 

"No tengo dónde estar", expresó Mónica, una de las tantas personas varadas por el paro de micros. 
 
Otra pasajera que no pudo viajar, explicó que los pasajeros que permanecen en Retiro deben "turnarse para dormir" porque hay robos. 

 

"Es una vergüenza, mi marido es discapacitado y tiene que estar acá esperando, cuando sacamos pasaje con 15 días de anticipación. Encima acá adentro no se puede comprar nada", se quejó.


Luis, otro de los pasajeros que permanece en la estación desde el sábado, también se mostró molesto por el abuso de algunos comerciantes: "Un saquito de té me lo cobraron a 15 pesos", dijo.

Aunque algunas empresas de micros optaron por entregar bandejas congeladas con viandas, la situación está lejos de verse aliviada. "Mi mujer es no vidente y tenemos que ir a San Juan; hace 15 días que sacamos los pasajes: estamos tirados", lamentó Luis.

Otra de las pasajeras varadas debe dormir sentada y aseguró querer irse a Paraguay, su destino, porque está "cansada".


"Duermo sentada, deseo irme, estoy cansada", se quejó Adela por C5N.


Además, la usuaria damnificada sostuvo que se debe organizar con otros pasajeros para evitar el robo de su equipaje.

"Nos cuidamos y  nos turnamos para evitar los robos", sostuvo Adela, quien también se quejó de que la empresa de micros que contrató no le brinda información.

"De la empresa no nos dicen nada. Nunca pensé que iba a ocurrir algo así con tantos días de paro y ya no tengo el dinero como para comprarme un pasaje en avión", concluyó.

Mientras tanto, las empresas no acuerdan un salario acorde a los reclamos de los choferes y el paro continúa sin resolverse. La CNRT prometió poner micros para destrabar la situación penosa de los varados. La opción de un remise no parece del todo viable: para ir a Rosario, las empresas de autos cobran 1800 pesos por persona.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »