22 de diciembre de 2012

Gendarmería intervino en la provincia y hubo más de 370 detenidos

El gobierno de Scioli suspendió los francos policiales. El epicentro fue en San Fernando, pero se repitió en otras diez localidades del Conurbano.

 

"Uno por uno, presos a todos", advirtió Daniel Scioli ayer por la mañana sobre quienes participaron de los saqueos en el Conurbano bonaerense. Estas palabras no alcanzaron para detener el segundo día de incidentes que comenzó horas después en la provincia de Buenos Aires.

En principio, la atención se centró en el distrito de San Fernando, pero también hubo intentos de saqueos en San Isidro, Tigre, Malvinas Argentinas, Pilar, Lanús, La Matanza, San Martín, Moreno y San Nicolás. Por los incidentes, la Policía Bonaerense detuvo a 378 personas, de las cuales cienfueron detenidas el jueves tras los incidentes en el distrito de Campana.

El ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, anunció la decisión de suspender los francos de todos los efectivos y que hay unos 3 mil policías movilizados. Además, se fijó que de 19 a 6 los patrulleros circularían con balizas y sirenas encendidas para que tengan un efecto disuasivo.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »