28 de mayo de 2012

PARA PREVENIR LA DESERCIÓN, VISITARAN EN SUS CASAS A LOS CHICOS QUE FALTEN MÁS DE CINCO DÍAS SEGUIDOS

PARA PREVENIR LA DESERCIÓN, VISITARAN EN SUS CASAS A LOS CHICOS QUE FALTEN MÁS DE CINCO DÍAS SEGUIDOS

Es para identificar el motivo de las inasistencias. Lo resolvió la Directora General de Cultura y Educación, Silvina Gvirtz, como herramienta para bajar la deserción escolar

 

La Directora General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires Silvina Gvirtz dispuso, a través de una resolución, que desde las escuelas se deberán comunicar con los padres de los alumnos que no asistan a clase durante más de dos días consecutivos. Si no se los ubica en los primeros cinco días y el alumno sigue sin concurrir a la escuela, desde la institución deberán acercarse al domicilio. El objetivo es identificar los motivos de las ausencias para evitar la deserción de los chicos.   “Estar atentos al motivo de las faltas de los chicos es muy importante y significativo. Muchas veces allí radica el motivo de la deserción. Tenemos que ir a buscarlos a la casa, si es necesario, porque esa es una de las maneras para que no abandonen la escuela”, dijo Gvirtz al referirse a la medida.   La presente normativa fue firmada por Gvirtz y refrendada por la Subsecretaria de Educación, Claudia Bracchi, y por el Subsecretario de Gestión Educativa, Leonardo Biondi. Se dicta a partir de lo establecido por la Ley Provincial de Educación N° 13.688 y la Ley de Protección Integral del Niño y el Adolescente N° 13.298, que destacan la responsabilidad indelegable del Estado en la defensa del interés superior de los alumnos, entre ellos el derecho a la educación.   “Ningún alumno de la provincia debe ni puede quedar afuera del sistema educativo, por eso, mediante esta resolución proponemos establecer procedimientos institucionales que pongan atención a las situaciones de ausentismo, porque es la antesala del abandono escolar”, señaló la Directora General de Cultura y Educación provincial.    La iniciativa tiene como meta impulsar medidas no sólo de intervención frente a las inasistencias de los alumnos para evitar la deserción sino también de prevención del ausentismo. Además, se deberá trabajar con los docentes, estudiantes, padres e instituciones existentes en los distritos para que cada una de las partes realice el aporte pertinente.   El primer paso es concientizar a padres y alumnos de la importancia de asistir a la escuela y generar una comunicación fluida entre ambos para que los adultos responsables de los chicos informen a los docentes sobre las causas de las inasistencias. Una vez identificado el motivo de las faltas, el equipo directivo articulará las acciones necesarias para que el menor vuelva a clase en el menor tiempo posible.   De esta manera, se podrá identificar si la ausencia es por motivos de salud, problemáticas de índole familiar, judicial o social y recibir así el asesoramiento correspondiente por parte de la institución que corresponda, siempre guiado por las autoridades escolares.    Por otro lado, Gvirtz consideró que el Estado tiene la responsabilidad de garantizar una educación de calidad y que los representantes, desde cada lugar de la región, “deben optimizar  todas las herramientas a disposición con el objetivo de intervenir en forma efectiva ante el conocimiento de vulnerabilidad de los derechos de nuestros alumnos”.   La Resolución N° 736 establece que: “Si un alumno inasistiere por un período superior a 48 horas, el responsable de la institución o quien este delegare, deberá establecer formas de comunicación formales e informales con el adulto a cargo del mismo a efectos de conocer las causales de la ausencia, tales como: llamados telefónicos al hogar, envío de notas o comunicaciones informales a través de familias vecinas, etc”.   Dentro de las actuaciones que se detallan, se especifica que, en el caso de no poder lograr el contacto con la familia cumplida una semana de la primera inasistencia, se deberán encontrar otras alternativas tales como la visita al domicilio por parte de los integrantes de los Equipos de Orientación Escolar (EOE). Si una escuela no cuenta con EOE, la directora deberá solicitar, al inspector de psicología del distrito, personal para poder realizar la visita.   Por otra parte, cuando un alumno se ausenta por estar hospitalizado durante un período mayor a una semana se deberá tramitar con el inspector de Educación Especial la posibilidad de que el menor sea asistido por un maestro domiciliario u hospitalario. En caso de que el lapso sea menor, los docentes deberán elaborar las tareas para que el estudiante reciba educación a distancia y no pierda horas de aprendizaje.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »