11 de mayo de 2012

La oposición no dio en Diputados quórum para el aumento de impuestos

En medio de violentos incidentes y enfrentamientos entre productores rurales y militantes kirchneristas en las puertas de la Legislatura, el Senado bonaerense aprobó ayer el proyecto de ley impulsado por la administración de Daniel Scioli que dispone aumentos de varios impuestos de la Provincia -

 

En medio de violentos incidentes y enfrentamientos entre productores rurales y militantes kirchneristas en las puertas de la Legislatura, el Senado bonaerense aprobó ayer el proyecto de ley impulsado por la administración de Daniel Scioli que dispone aumentos de varios impuestos de la Provincia -incluyendo un revalúo de los campos que eleva el Inmobiliario Rural- y autoriza al Poder Ejecutivo a contraer nuevos endeudamientos. Pero, aunque el oficialismo buscó hasta último momento alcanzar un acuerdo para que la Cámara de Diputados convirtiera en ley el proyecto durante el transcurso de ayer, la falta de respaldo de parte de todos los bloques opositores impidió que el ajuste impositivo fuera sancionado.

Ahora, la iniciativa fue girada a comisiones y volverá a ser tratada por la Cámara baja en las próximas semanas.

El proyecto de ajuste fiscal fue girado a la Legislatura en medio de un complejo escenario financiero para el gobierno provincial y los municipios, que sufrieron la pérdida de unos 920 millones de pesos de coparticipación nacional. Y posibilita al Ejecutivo recaudar unos 2.685 millones de pesos anuales, de los cuales unos mil millones se distribuirán entre las comunas. No obstante, como es obvio, el mayor ingreso que posibilitará este año se reducirá a la mitad de esos montos.

La norma dispone aumentos en los impuestos de Ingresos Brutos, Sellos y en el Inmobiliario Rural a través de un revalúo de los campos. Y autoriza también al gobierno provincial a contraer nuevos endeudamientos por 2.400 millones de pesos -de los cuales 2 mil serán para la administración provincial y 400 para financiar a las comunas a través de la emisión de bonos-, además de eliminar las exenciones fiscales de que gozan las cooperativas, el servicio de televisión por cable y la telefonía móvil.

EL RECHAZO DEL CAMPO

El proyecto -pedido y apoyado por intendentes oficialistas y opositores- generó las mayores resistencias en el campo. Según denuncian los dirigentes de las entidades rurales, los aumentos de las valuaciones rondan entre 1.500% y 2.000%. En Magdalena, ejemplifican, la valuación de una hectárea pasará de 1.900 pesos a 36.500, un 1.821% más. Eso se traduce, en el impuesto que deben pagar, en aumentos del orden del 400%.

En ese marco, el Senado sesionó a partir del mediodía, y allí el oficialismo logró, en previo acuerdo con sectores de la oposición, aprobar el proyecto en general con los votos propios, y el rechazo de las bancadas de la UCR, el FAP, la Coalición Cívica y el PRO Peronismo. Y consiguió el acompañamiento de los radicales y el Frente Progresista para los artículos referidos a los nuevos endeudamientos, que requerían mayoría especial.

El respaldo de ese sector de la oposición se alcanzó luego de que el Ejecutivo aceptara incluir modificaciones al proyecto que aseguraran la llegada de más fondos a los municipios. De esa manera, entre mayor recaudación y opciones de financiamiento, la Provincia garantizaría a las comunas unos 900 millones de pesos “extra”.

Con todo, el oficialismo fracasó en su intento de que Diputados sancionara la norma. Los bloques opositores se abroquelaron y acordaron no bajar al recinto, lo que impidió al Frente para la Victoria obtener quórum.

En rigor, las autoridades oficialistas de Diputados ya habían llegado a la sesión de ayer sin haber acordado previamente con la oposición una postura que les garantizara el tratamiento del proyecto, como sí lo había hecho el Senado.

Finalmente, en Diputados se acordó que el proyecto sea tratado en la próxima sesión, lo que abre la posibilidad de que sea nuevamente modificado.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »