Jueves 20 de Junio de 2024

Hoy es Jueves 20 de Junio de 2024 y son las 10:08 -

INTERNACIONALES

9 de junio de 2024

Michael J. Fox cumple 63 años: el día que su vida cambió por completo y el ruego de Spielberg que lo convirtió en estrella

En la cumbre de su carrera y casi en la mitad de su vida, llegó la noticia sobre su salud que lo convirtió en un símbolo de tenacidad y resiliencia. Cómo lidió con el Parkinson durante tres décadas. El mejor papel de su filmografía y la historia de amor con una actriz, ex novia de otra figura de Hollywood

 

Actitud para imitar

Más de una década después de anunciar su diagnóstico de enfermedad de Parkinson, Michael J. Fox seguía demostrando que era uno de los mejores actores del momento. En 2009, hizo una aparición como invitado en el drama de FX Rescue Me. Al año siguiente, se unió al elenco de la serie de televisión The Good Wife. Uno de los aspectos más impresionantes de todo el trabajo de Fox en estos años fue cómo lidió con la imprevisibilidad de su enfermedad. Según The Guardian, nunca sabía cuándo sus medicamentos diarios comenzarían a hacer efecto para ayudar a disminuir sus síntomas. Podía volverse fácilmente “acinético, afectado por temblores y rigidez”. Pero a pesar de los desafíos diarios, Fox siguió manteniendo una actitud positiva. Además, siguió siendo un defensor incansable de la investigación sobre el Parkinson. Incluso compareció ante el Congreso sin medicación en una ocasión, para demostrar los efectos devastadores de la enfermedad.

Aunque tenía éxito en otras comedias, Michael quería crear una serie basada en sus experiencias personales. Así que en 2013, se convirtió en el protagonista de The Michael J. Fox Show, donde interpretaba a un presentador de noticias con Parkinson. Sin embargo, la serie no logró conectar con el público y fue cancelada un año después de su estreno. Reflexionando sobre por qué no funcionó, Fox admitió, “No tenía la energía necesaria para mantener la serie en el camino que había planeado”. Sintió que muchas personas involucradas en la serie no comprendieron que la premisa de la serie y la realidad del Parkinson eran la misma cosa, “Esto es probablemente injusto, pero siento que un día se despertaron y dijeron, ‘Oh, realmente tiene Parkinson’. Como si alguien me viera temblar durante los ensayos y dijera, ‘¿Qué le pasa?’”. A Fox también le resultó difícil representar de manera precisa sus interacciones familiares para que aquellos que no estaban familiarizados con la enfermedad pudieran entenderlo.

 

 

La vida lo vuelve a golpear

Como si lidiar con los efectos de la enfermedad de Parkinson no fuera lo suficientemente desafiante, Fox enfrentó otro contratiempo de salud en 2018 cuando tuvo que someterse a una cirugía por un problema recurrente en la médula espinal. “Me dijeron que era benigno, pero que si se quedaba sin tratar, tendría disminución de la sensibilidad en las piernas y dificultad para moverme”, dijo. Sin embargo, las cosas comenzaron a mejorar después de la operación, y el actor completó exitosamente la fisioterapia.

Pero luego volvió el desastre, “Me levanté, fui a la cocina para el desayuno, di un paso en falso y caí. Me fracturé el brazo. Terminaron poniéndome 19 clavos y una placa”. Antes del accidente, Michael había decidido “hacer algo de actuación”, pero admitió que la lesión fue un duro golpe para su progreso.

 

Un amor que superó todo

A finales de los años 80, Michael J. Fox estaba en la cima de su carrera. Además de protagonizar la exitosa primera entrega de Volver al Futuro, el actor también encabezó Lobo adolescente (1985). Además, continuaba siendo el protagonista de Lazos de familia. Esta serie de televisión no sólo le proporcionó éxito profesional, sino que también le presentó a su futura esposa, la actriz Tracy Pollan. Pollan se unió al elenco de la serie para interpretar a la novia de Fox en la pantalla, en parte gracias a la influencia del propio actor. Michael afirmó a People, “Tracy tenía fuerza pero no era dominante”. A pesar de que ambos actores inicialmente negaron las especulaciones sobre un romance fuera de la pantalla, la relación entre ellos floreció. Pollan residía en la costa este de Estados Unidos con su entonces pareja, Kevin Bacon, con quien planeaba casarse en algún momento. Sin embargo, expresó sobre su relación con Bacon, “Pero me siento como si fuéramos niños todavía, y el matrimonio es algo tan adulto”. En esa misma época, Fox también estaba considerando el matrimonio, en parte debido a las numerosas propuestas que recibía de sus fervientes seguidoras. En una entrevista con The New York Times en 1985, compartió, “Recibí muchas propuestas de matrimonio últimamente. No me quejo”.

 

“Desde el principio, me encantó su sentido del humor y el cerebro que tiene. Es tan inteligente”, dijo ella. Fox y Pollan se comprometieron solo siete meses después de iniciar su relación. Se casaron el 16 de julio de 1988 en Arlington, Vermont. Luego de cuatro años, a Fox le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson, pero Pollan nunca dejó que su enfermedad afectara a su relación, así lo contó el actor, “No sabíamos qué esperar. Una de las cosas por las que siempre amaré a Tracy es que en ese momento no pestañeó”. Y llevan más de 30 años enfrentándose juntos a lo inesperado.

La pareja formó una hermosa familia con sus cuatro hijos: Sam (35), los gemelos Aquinnah y Schuyler (29), y Esme (22). En el 2018, Fox habló con People de su familia, “Familias grandes, hijos medianos. Sentido del humor. Nuestras dos familias tenían eso. Éramos nosotros contra el mundo. Eso es exactamente lo que creamos”. Hoy en día, viven solos desde que su hija menor, Esme, comenzó la universidad pero, sin importar los kilómetros que los separan, están “más cerca que nunca” y se mantienen en contacto con mensajes de texto.

Tracy dijo sobre su matrimonio con Fox, “Solo dense el beneficio de la duda. Él asume que estoy haciendo lo mejor que puedo”. Y él continuó, “Encuentra las mejores cosas de ti y las mejores cosas de la vida y celébralas”. Cuando se le preguntó a Pollan qué aportó Fox a su vida, ella respondió, “Mucho, obviamente. Su visión optimista del mundo sobre todo es tan poderosa. Michael no se preocupa por el futuro. Yo soy todo lo contrario”. Cuando le preguntaron por la clave de un matrimonio fuerte en una entrevista en The Tonight Show Starring Jimmy Fallon, Michael respondió, “Bueno, como diría el más simplista, me hace gracia decirlo porque mi hija está entre el público, pero que el sexo sea sucio y las peleas limpias”.

COMPARTIR:

Comentarios