Viernes 24 de Mayo de 2024

Hoy es Viernes 24 de Mayo de 2024 y son las 01:03 -

POLICIALES

19 de abril de 2024

Quemacoches en la Ciudad de Buenos Aires: ardieron dos autos en Villa del Parque

El incidente ocurrió durante la madrugada.. La semana pasada, cuatro vehículos habían sido incendiados en un barrio cercano

Los incidentes ocurrieron en Villa del Parque. La semana pasada cuatro autos habían sido incendiados en un barrio porteño cercano

Esta madrugada, la Ciudad de Buenos Aires volvió a ser escenario de un ataque de quemacoches. Esta vez ocurrió en el barrio de Villa del Parque, en la calle Tinogasta al 3000, don al menos dos vehículos fueron incendiados en plena vía pública.

Oficiales de la comisaría vecinal 11 B de la Policía de la Ciudad, así como miembros del equipo de bomberos, se desplazaron hoy hacia el cruce de las calles Tinogasta y Helguera, tras ser notificados del incendio de dos automóviles estacionados frente a una vivienda: una camioneta Chevrolet Tracker blanca y un Peugeot 208 azul.

 

De forma preventiva, también fueron convocadas dos ambulancias del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), aunque fuentes oficiales confirmaron a Infobae que finalmente no se registraron heridos.

Tras extinguir el fuego, la Unidad Fiscal de Flagrancia determinó labrar actuaciones por el hecho y someter a los vehículos a pericias por parte del Área de Siniestros de Bomberos. Hasta el momento, desde la Policía de la Ciudad se presume que se trató de un incendio intencional.

 

De acuerdo con información de C5N, cerca de las 3 de la mañana de este viernes los vecinos del barrio escucharon risas e, inmediatamente después, dos explosiones. Tras comunicarse con Bomberos de la Ciudad, tuvieron que cerrar las ventanas de sus viviendas por pedido del SAME: las llamas alcanzaron una altura que llegaban hasta el primer piso del edificio, mientras que el humo era aún mayor.

 

En esa línea, el medio televisivo aseguró que frente al lugar del incendio existe una casa con cámaras de seguridad que enfocan hacia los vehículos estacionados, por lo que las imágenes podrían ayudar a identificar al responsable.

 

Un antecedente cercano

Hace tab solo 10 días, cuatro vehículos fueron incendiados en el barrio porteño de Vélez Sarsfield. Los hechos ocurrieron por la madrugada también, en un radio de dos cuadras.

En el primer incidente, un Chevrolet Agile fue afectado en el patio interno de una agencia de autos, localizada en la intersección de la Avenida Juan Bautista Justo y Pedro Calderón de la Barca. A dos cuadras de este sitio, sobre la calle Emilio Castelar al 700, otros tres vehículos resultaron víctimas de un ataque.

Desde la Policía de la Ciudad indicaron a Infobae que el incidente se produjo en cadena: las llamas afectaron primero a un Chevrolet Spark, luego se expandieron a un Fiat 147 y, más adelante, “transitoriamente por radiación calórica”, llegaron a un Ford Mondeo. En este segundo sitio fue que los bomberos encontraron un bidón con combustible, presuntamente utilizado para iniciar el incendio.

Los hechos ocurrieron en un radio de dos cuadras.

Tras apagar las llamas, los oficiales cercaron la zona de la concesionaria para trabajar. “Mi auto no vale mucho, no me lo quisieron asegurar porque es viejo y yo lo tenía para la venta. Quería terminarlo en mi tiempo libre y venderlo, pero lamentablemente me encuentro con esta porquería, que no sé quién tendrá la culpa, pero espero que se pague”, aseguró Miguel, vecino del barrio y dueño del Fiat 147 que fue incendiado en el segundo ataque, en diálogo con LN+.

Añadió: “Le hice el motor completo. Perdía un poco de aceite, tenía que dejarlo en buenas condiciones para poder venderlo, me faltaba dejarlo lindo; pinturas, polarizados, acomodarlo un poco para venderlo. Es incobrable ahora porque no sé a quién reclamarle, el seguro no me lo quiso tomar”. Según este último medio, la agencia de autos contaba con tres cámaras de seguridad localizadas a pocos metros del incendio.

En octubre del 2022, bajo el mismo modus operandi, un quemacoches atacó siete vehículos, varios contenedores de basura y un local comercial en el barrio porteño de Palermo. El atacante fue un joven misionero de 23 años, a quien la Justicia determinó declarar inimputable e internar en el Hospital Borda, tras hacer pericias psiquiátricas.

COMPARTIR:

Comentarios