Viernes 24 de Mayo de 2024

Hoy es Viernes 24 de Mayo de 2024 y son las 00:12 -

SALUD

16 de abril de 2024

El peso de tus palabras

Por la Dra. Virginia Busnelli, (MN 110351), Médica especialista en nutrición con orientación en obesidad. Directora del Centro de Endocrinología y Nutrición CRENYF.

La obesidad es una enfermedad que duele en el alma y de la que estudio todos los días con el objetivo de seguir ayudando a personas a sanar física y emocionalmente. Luego de escribir múltiples notas acerca de numerosos datos sobre la obesidad como enfermedad pandémica, me dije a mi misma que no puedo dejar de escribir sobre el peso que tienen las palabras en las personas que padecen obesidad ¿Por qué? Porque hoy seguramente aparece una dieta nueva, o te llega la oferta de un plan de alimentación para bajar de peso en 3 semanas, o las redes se llenan de consejos sobre cómo comer mejor y moverse más… mientras eso pasa hoy una persona se siente discriminada, hoy una persona recibe un insulto, hoy alguien sufre a causa de la conceptualización errónea de la enfermedad, la culpabilización hacia quien la padece y por supuesto de la presencia de maldad en muchas personas.

 

Si bien somos muchos los profesionales y las personas que queremos cambiar la realidad actual acerca del estigma social que sufren las personas con exceso de peso, hoy el mismo sigue presente y es protagonista en la vida de muchos. Hablamos de estigma ya que las palabras y miradas condenatorias se pegan al cuerpo y al corazón de las personas que viven con obesidad hasta el punto que terminan siendo parte de su realidad y su verdad.

 

La obesidad es una enfermedad crónica, compleja, que se produce al romper el equilibrio en la composición corporal por alcanzar un determinado porcentaje de grasa corporal, generando un cuadro de inflamación crónica generalizado y un tejido adiposo que adquiere una función endocrina de secreción de hormonas que controlan el hambre y la saciedad impactando en la salud física y psicoemocional. Leemos esta definición y nos parece racional ¿no? Parece un complejo escenario. Entonces… ¿Por qué seguimos culpabilizando a las personas que la padecen? ¿Por qué seguimos relacionando al exceso de peso con falta de voluntad y con dejadez?

 

Simplificar a la obesidad es uno de los errores más grandes que podemos hacer como profesionales y como personas, sin darnos cuenta estamos generando y promoviendo incorrectos tratamientos, llenando de culpa a muchos y adjudicando una responsabilidad individual a un problema social y de salud pública… es decir, NO estamos poniendo el foco y la energía en donde deberíamos para frenar esta pandemia.

 

Las palabras y miradas condenatorias y basadas en prejuicios y estereotipos aumentan la vulnerabilidad, disminuyen el amor propio y generan agotamiento emocional, factores que complican el cuadro e imposibilitan a las personas poder ver la realidad, tomar decisiones correctas y buscar ayuda. ¿Cuándo dejamos de sorprendernos de que una persona hable del cuerpo y hábitos de otra como si fuese propio? Las miradas y palabras son MUY poderosas, pero no siempre para mal, podemos usarlas también para expresar entendimiento, comprensión y amor al otro.

 

Si bien el Día Mundial de la Obesidad ya pasó, sigamos buscando reflexionar sobre la complejidad de esta enfermedad, podríamos hablar de tantas cosas y hacer infinidad de relaciones… pero hoy te invito a que reflexionemos sobre el poder de las palabras y cómo pueden transformar por completo la vida de una persona con obesidad, siendo un factor contraproducente en su búsqueda de bienestar. Es nuestro trabajo, simplemente como seres humanos, el de comprender que un talle o número en la balanza no nos define, que todos somos merecedores de paz y felicidad y que tus palabras tienen el poder de cambiar la realidad de muchas personas… usalas para hacer el bien, para sanar, transmitir comprensión y amor.

COMPARTIR:

Comentarios