Lunes 27 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 27 de Mayo de 2024 y son las 15:53 -

SALUD

19 de enero de 2024

Para prevenir la meningitis es fundamental respetar el calendario de vacunación

El principal objetivo es concientizar sobre la importancia de su prevención a través de la vacunación.

En este marco, la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC, explica qué es esta enfermedad, cuáles son sus síntomas y por qué es fundamental contar con el calendario de vacunación al día.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la meningitis como una peligrosa inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, causada principalmente por una infección (bacteriana o viral).


La meningitis infecciosa (bacteriana o viral) se transmite de persona a persona a través de las secreciones respiratorias.  Dentro de las principales bacterias que causan esta enfermedad se encuentran: Streptococcus pneumoniae, Streptococcus del grupo B, Neisseria meningitidis, Haemophilus influenzae, etc. 

 

“Esta enfermedad puede ocasionar daños neurológicos permanentes y es mortal hasta en el 50% de los casos si no se la trata. De ahí la importancia en la prevención, diagnóstico temprano y tratamiento oportuno”, explica la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC.

 

¿Cómo se contagia la Meningitis y cuáles son sus síntomas?

 

La profesional de OSPEDYC detalla que los modos de contagio pueden ser diversos, pero los más comunes son a través de besos, estornudos, tos, compartir vajilla, convivir con mucha gente en lugares pequeños.  Por otro lado, entre los síntomas que causan esta enfermedad, los más frecuentes son: rigidez de nuca, fiebre elevada, fotofobia, confusión, cefalea y vómitos.  

 

“Estos síntomas se presentan de manera  similar a los de otras enfermedades infecciosas, pero que evolucionan rápidamente a cuadros graves, por ello es muy importante consultar rápidamente ante la mínima duda”, explica la Dra. El Haj.

 

Prevención de la Meningitis

 

Para evitar esta enfermedad, la prevención es lo más importante. Y para poder prevenirla, existen vacunas que actualmente se encuentran en el calendario nacional, y otras que no se encuentran en el mismo pero también están disponibles en el país.

 

Las vacunas en el calendario nacional son:

  • La vacuna quíntuple pentavalente (protege contra hepatitis b, difteria, tétano, pertussis y haemophilus influenzae tipo B) 

Estrategia de vacunación:

  • 1era dosis: 2 meses de vida

  • 2da dosis:4 meses de vida

  • 3ra dosis:6 meses de vida

  • 1er refuerzo: 15-18 meses de vida
     

  • La vacuna antimeningocócica conjugada tetravalente (ACYW) protege contra la enfermedad meningocócica invasiva y sus complicaciones.

Dos esquemas diferenciados de vacunación según etapa de la vida:

Lactantes

  • 1era dosis: 3 meses de vida

  • 2da dosis: 5 meses de vida

  • 1er refuerzo: 15 meses de vida

Adolescentes

  • Una dosis única: 11 años

Por un lado, la vacunación de lactantes tiene el objetivo de proteger de la enfermedad al grupo etario más vulnerable y con mayor riesgo de enfermar y complicar su salud, dejando secuelas a largo plazo.

Por otro lado, la vacunación de adolescentes es una estrategia complementaria que ofrece no sólo la protección directa del grupo vacunado, sino fundamentalmente la disminución de la transmisión de la bacteria desde los adolescentes (portadores más frecuentes del meningococo, en nariz y fauces) a los lactantes; ofreciendo así una protección indirecta para aquellos niños que no estén vacunados.

La vacuna fuera de calendario es:

  • La vacuna antimeningocócica (B). Protege ante la cepa B.

Estrategia de vacunación:

  • El esquema de vacunación entre los 2 y 5 meses tiene dos alternativas: 3 dosis separadas por un intervalo no menor a 1 mes o 2 dosis separadas por un intervalo no menor a 2 meses.
    Niños a partir de los 2 años, adolescentes y adultos: dos dosis con un intervalo mínimo de un mes

Además, existen grupos de riesgo que, más allá de su edad, deben recibir la vacuna para protección, y ellos son:

  • Asplenia anatómica o funcional. 

  • Déficit de factores terminales del complemento (C5-C9) 

  • Pacientes bajo tratamiento con eculizumab 

  • Niños expuestos perinatales

  • Trabajadores que manipulan o procesan cultivos bacteriológicos con potencial exposición a Neisseria meningitidis (Nm) en los laboratorios de microbiología
     

“Además de tener el calendario de vacunación al día es importante mantener buenos hábitos higiénicos, lavarse siempre las manos, evitar llevarse las manos a la boca y consultar a un especialista ante dolor de cabeza y fiebre. Siempre es fundamental acudir a un centro de salud para contrarrestar los efectos que produce la meningitis en el organismo”, concluye la Dra. Valeria El Haj.

COMPARTIR:

Comentarios