Viernes 24 de Mayo de 2024

Hoy es Viernes 24 de Mayo de 2024 y son las 20:38 -

LOCALES

28 de noviembre de 2023

Alertan que se detecto virus rugoso del tomate en una plantación de Luján

El Senasa confirmó la presencia de la enfermedad luego de tomar muestras y enviarlas a su laboratorio nacional para análisis. Se trata de una virosis que no afecta a la salud humana pero daña cultivos de tomate y pimiento en distintos países.

Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) confirmó la detección del virus rugoso del tomate (ToBRFV, por sus siglas en inglés) en muestras oficiales tomadas en una plantación, luego de su análisis de laboratorio, ubicada en nuestra ciudad.

El hallazgo corresponde a muestras recolectadas en una única plantación de tomates que presentaban sintomatología compatible con el virus. Como medida preventiva y en el marco de la Resolución Senasa N° 569/2023, se dispuso que el establecimiento productivo mantenga en aislamiento los sitios de producción donde fue detectado el virus.

Además, se establecieron medidas de higiene y desinfección rigurosas en el lugar, así como en las herramientas de trabajo y otros elementos que puedan actuar como posibles transmisores del virus.

En julio de este año, mediante la mencionada Resolución, el Senasa declaró la alerta fitosanitaria para todo el territorio nacional en relación a la enfermedad, recordaron.

Esta medida busca fortalecer las acciones conjuntas entre el sector público y privado con el objetivo de determinar la situación actual del ToBRFV en el país, a fin de contener los focos que eventualmente se detecten, evitando su establecimiento y dispersión.

En tal sentido, el Senasa se comprometió a trabajar en estrecha colaboración con los productores y la sociedad en general para informar sobre la situación, compartir medidas de prevención y control, y garantizar la seguridad alimentaria en la producción de tomates. La detección temprana y las acciones coordinadas son fundamentales para proteger la agricultura y la economía local.

Desde la detección del virus en Argentina, el Senasa junto al INTA y al INASE trabajan de manera coordinada para la prevención de esta enfermedad.

De esta manera también se creó un comité de crisis interinstitucional, acción que genera que el trabajo de monitoreo y prevención sea aún más intensivo y coordinado. Asimismo, el contacto con las personas productoras, el acompañamiento técnico y las acciones de comunicación también son producto del trabajo mancomunado entre las instituciones.

Ante sospechas de presencia de la plaga es fundamental no tocar la planta, aislar el sector y avisar inmediatamente a las oficinas del Senasa, del INTA o del INASE más cercanas a su producción.

– Correo electrónico Senasa: [email protected]
– Whatsapp: +54 11 35859810
– Centros regionales y oficinas del Senasa
– INTA
– INASE correo electrónico: [email protected]
– Para denuncias completá el formulario de manera ágil y sencilla

¿Qué es el virus rugoso?

Se trata de un virus que produce una deformación en el desarrollo de las hojas de estos cultivos, que toman un aspecto de arrugado y con manchas en tonos claros y oscuros. En los frutos provoca manchas marrones o amarillas con rugosidad, además de deformaciones y una maduración irregular. Desde el ente sanitario aclararon que no produce ningún daño en humanos.

La forma más común de contagio es a partir de su transferencia entre semillas y plantines, o a través del contacto en labores del cultivo (poda, desbrote, trasplante, cosecha etc.), por lo que las plantaciones de tomate y pimiento son los principales puntos de atención.

Al no existir un tratamiento para esta plaga solo pueden aplicarse medidas preventivas con el fin de minimizar el riesgo de contagio y su dispersión. El Senasa junto con el INASE el INTA, establecieron una serie de recomendaciones para quienes producen tomates y/o pimientos a fin de prevenir la enfermedad:

– Comprar la semilla en comercios registrados en el INASE y verificar que el envase cuente con el rótulo amarillo de identificación de la semilla y Registro INASE.

– Asegurarse de que los plantines sean producidos en condiciones seguras (libres de plagas y patógenos), en viveros registrados por el INASE e inscriptos en el Senasa.

– Limitar el ingreso a la zona del cultivo a las personas estrictamente necesarias para su manejo (por ejemplo, evitar el ingreso de personas ajenas al trabajo y asesoramiento del cultivo).

– Utilizar ropa de protección que se pueda desinfectar finalizada la jornada. La misma debe emplearse en un único sitio de producción.

– Desinfectar las herramientas antes de pasar a otra fila dentro del mismo lote.

– Contar con un sitio en el cual se pueda lavar y desinfectar herramientas, manos y calzado. Para la desinfección puede utilizarse lavandina comercial al 10% preparada en el mismo día con agua limpia.

– Limpiar y desinfectar el invernadero al final de una temporada de producción.

– Al detectar una planta enferma evitar el contacto con la misma y desinfectar todo material con el que se la maneja y aislar el sector.

COMPARTIR:

Comentarios