6 de abril de 2015

Culminaron los festejos por la pascua colonial

Con una gran convocatoria el viernes santo por la tarde, se realizó el “Vía Crucis Viviente” por las calles de nuestra ciudad a cargo del grupo Emaus. Al finalizar la última estación de dicho Vía Crucis frente a la Basílica Nacional, la abuela peregrina Emma Morosini saludó a los presentes dejando su mensaje de Paz.

Con una gran convocatoria el viernes santo por la tarde, se realizó el “Vía Crucis Viviente” por las calles de nuestra ciudad a cargo del grupo Emaus. Al finalizar la última estación de dicho Vía Crucis frente a la Basílica Nacional, la abuela peregrina Emma Morosini saludó a los presentes dejando su mensaje de Paz. Siguiendo con las actividades en Semana Santa, el domingo de Pascuas, con la presencia del Intendente Municipal Oscar Luciani y bajo la organización de la Secretaría de Producción, Turismo y Cultura de la Municipalidad a través de las Direcciones de Cultura y Turismo de nuestra ciudad, se realizó luego de la Santa Misa, la tradicional celebración “Quema de Judas” que se realiza en nuestra ciudad desde la época de Don Enrique Udaondo, alrededor del año 1935. La ceremonia comenzó en el Complejo Museográfico Enrique Udaondo con la banda 9 de Julio de los Bomberos Voluntarios. Acto seguido se dio inicio al desfile de los Cabildantes, presidida por el Alférez Real Don Juan de Lezica y Torrezuri con el Real Estandarte, símbolo de la Majestad del Rey.También caminaron los gauchos y paisanos que representaron al pueblo de la campaña y a los romeros o peregrinos que se acercaban a rendir culto a Jesús en Semana Santa, así como los denominados “cabezudos” con vestimenta de nuestros campesinos, como en las fallas valencianas. El desfile avanzó por la Plaza Belgrano hasta la calle 25 de Mayo, donde se quemó el Judas representado por un muñeco de sayón, que sostenía en cada mano un látigo y una bolsa que representaba el contenido de 30 monedas de oro. Cabe destacar que “El Judas” que se quema representa los pecados, el egoísmo, la soberbia y el nacimiento de una vida nueva. Previo al fuego, se leyó un Bando en nombre de los cabildantes de Luján y en cuestión de segundos, la bengala voló a toda velocidad en busca del muñeco colgado frente a la Terminal de Ómnibus y, tras una breve explosión, fue ganado por el fuego. Para dar por finalizada dicha celebración, el cielo de Luján se iluminó con un gran espectáculo de fuegos artificiales.

Dirección de Prensa Municipal

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »