POLITICA

15 de julio de 2014

Buscan la unidad, pero la interna radical parece inevitable.

Ricardo Alfonsín y Daniel Salvador competirán por el Comité Provincia. La UCR bonaerense calienta motores para ir a la interna. Ricardo Alfonsín y Daniel Salvador competirían por la presidencia del Comité Provincia el 7 de septiembre.

Buscan la unidad, pero la interna radical parece inevitable.Ricardo Alfonsín y Daniel Salvador competirán por el Comité Provincia. La UCR bonaerense calienta motores para ir a la interna. Ricardo Alfonsín y Daniel Salvador competirían por la presidencia del Comité Provincia el 7 de septiembre. La resolución se adoptó en las últimas horas durante una reunión que se desarrolló en un restaurante porteño. Allí, varios dirigentes bonaerenses que reportan a la candidatura presidencial del senador Ernesto Sanz, decidieron salir a la cancha para competir con el alfonsinismo por el control del radicalismo en la Provincia. La mira está posada en las elecciones partidarias previstas para el 7 de septiembre, donde se pondrá en juego, además de diversos cargos, la presidencia del estratégico Comité Provincia hoy en manos del sector que lidera Ricardo Alfonsín. Pero el reloj ya corre de manera acelerada: el 7 de agosto, es decir, en pocas semanas, habrá que presentar listas y los radicales ya están desarrollando el juego que más les gusta: el del armado de su interna. El escenario primario de la elección bonaerense muestra por un lado al Morena, que agrupa a la mayoría de los legisladores nacionales y provinciales de la UCR, además de buena parte de los intendentes de la Provincia. Este armado tiene prácticamente resuelto impulsar a Ricardo Alfonsín como presidente del partido a nivel provincial, una forma de reinstalar al hombre de Chascomús en la discusión nacional del radicalismo de cara a 2015. Del otro lado, dirigentes con peso seccional y grupos históricos como el Modeso o la Corriente de Opinión, resolvieron en las últimas horas, como se dijo, salir a darle pelea a Alfonsín. Y resolvieron que el dirigente elegido para encabezar la lista sea Daniel Salvador, quien hace algunos años supo conducir el Comité Provincia. ALINEAMIENTOS La interna bonaerense del radicalismo parece moverse al compás de la puja que por la candidatura presidencial del Frente Amplio Unen libran Julio Cobos y Ernesto Sanz. De hecho, la mayoría de los dirigentes que adhieren a la postulación de Alfonsín se inclinan por Cobos, mientras que aquellos que apoyan a Salvador reportan a Sanz. Incluso, la postulación de Salvador surgió tras un encuentro en el que el propio Sanz le bajó línea a su tropa bonaerense y le aseguró que no se baja de la pelea por 2015. Aún así, en uno y otro campamento aseguran que ni Cobos ni Sanz se jugarán algún pleno en la pelea provincial. “Ninguno de los dos va a querer quedar atado a un resultado negativo en la Provincia que podría perjudicar sus chances”, evalúan. “Esta interna no va a adelantar la competencia entre ellos”, aseguran en la UCR. Pero una cosa no quita la otra. Ambos presidenciales tienen “amigos”, como les gusta decir a los radicales, en las listas que terminarían enfrentándose en los comicios de septiembre. SONDEOS Aún cuando la puja parece lanzada, hay dirigentes del radicalismo que comenzaron a explorar alternativas de unidad para evitar la interna. Según trascendió, ya existieron los primeros tanteos del Morena tendientes a abrir algún canal de diálogo con dirigentes que hoy por hoy están dispuestos a apoyar a Salvador. Pero todo es incipiente y, como tal, de final incierto. En la vereda de enfrente también hay referentes que creen que la unidad es el camino más sensato. “Si la interna termina judicializada o con poca participación, va a ser un lastre para ir luego a la negociación con el resto de los integrantes del Frente Unen por las listas de candidatos”, se evalúa. Hay radicales que creen que una interna judicializada o con poca participación, podría perjudicar al partido en la negociación posterior con sus aliados del FAU. Pero en la UCR bonaerense hay heridas que aún supuran. Y que datan del año pasado cuando el alfonsinismo impuso su mayoría y evitó que numerosos radicales no pudieran participar de las PASO o que lo debieran hacer en inferioridad de condiciones porque no se les permitió llevar la lista de diputados nacionales que encabezaron entonces Margarita Stolbizer y el propio Alfonsín. “El acuerdo no sirve. Y la muestra más acabada es lo que ocurrió el año pasado cuando se proscribió a listas enteras. Por eso hay que ir ahora por el Comité Provincia”, le dijo a este diario uno de los dirigentes que participó del cónclave en el que se resolvió sacar a la cancha la candidatura de Salvador. Los alfonsinistas, en tanto, se reunirán esta semana en Vicente López para analizar su estrategia de cara al cierre de listas del 7 de agosto. “Estamos convencidos de que se necesita un partido con mucho peso político, para encarar las discusiones que se vienen en el diseño de la estrategia del Frente UNEN”, analizan. De ahí la decisión de poner en juego el apellido Alfonsín. “Si logramos la unidad, el otro sector también debe incorporar sus mejores nombres, a los más reconocidos para encarar lo que viene”, señalan desde Morena.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »