5 de junio de 2014

Quiénes podrán jubilarse con la nueva moratoria previsional según la Anses.

Luego de que Cristina Kirchner hiciera el anuncio por cadena nacional, la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), dio a conocer los aspectos principales del proyecto que se enviará al Parlamento y que beneficiará a 473.814 personas

Quiénes podrán jubilarse con la nueva moratoria previsional según la Anses.Luego de que Cristina Kirchner hiciera el anuncio por cadena nacional, la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), dio a conocer los aspectos principales del proyecto que se enviará al Parlamento y que beneficiará a 473.814 personas que estaban excluidas del sistema por no tener la totalidad de aportes. El objetivo de esta segunda etapa de inclusión previsional está orientado a garantizar una jubilación y cobertura médica para las personas en edad de jubilarse y que hoy no pueden hacerlo por el elevado costo de la deuda previsional. Hasta ahora, la moratoria vigente permitía regularizarse incluyendo aportes no ingresados hasta septiembre de 1993. La nueva etapa extiende ese plazo hasta diciembre de 2003. El objetivo de la medida anunciada es llegar al 100% de cobertura previsional de la clase pasiva. A la nueva moratoria podrá acceder cualquier persona que, teniendo la edad exigida por ley -las mujeres 60 años y los hombres 65-, le falten años de aportes para llegar a los 30 necesarios, no contar con prestación previsional alguna o percibir una mínima (como pensiones y Pensiones No Contributivas, hoy de 2.757 pesos). En el primer paso se determinará la deuda previsional, luego se aplicarán las reducciones que implica la moratoria y posteriormente se acordará un plan de financiación en 60 cuotas. Aunque aún no se especificó, se estima que habrá, al menos, un pago inicial para ingresar al beneficio. El trámite será totalmente gratuito y no será necesario contar con intermediarios. Un caso práctico: una mujer que este año cumple 60 (nació 1954) y en 1972 tenía 18 (edad para comenzar a aportar) con la moratoria actual entre 1972 y 1993 iba a poder “comprar” sólo 21 años de aportes, con lo cual no llega a sumar los años necesarios para jubilarse. Ahora, con la extensión hasta 2003 va a poder ingresar al sistema. A diferencia de la moratoria actual, el proyecto incluye el otorgamiento por parte de la Anses de un certificado con “parámetros patrimoniales”, que tiene que ver con los ingresos de una familia para determinar aquellos quienes puedan pagar y que no se incorporan a este nuevo régimen. En 2005 había un 57% de cobertura previsional en la Argentina, es decir que 5 de cada 10 abuelos no accedían a una jubilación. A partir de la puesta en marcha del Plan de Inclusión Previsional, se incorporaron al sistema jubilatorio casi 2.750.000 adultos mayores a los que les faltaban aportes y a los que se les fueron descontando cuotas de la moratoria de su jubilación. Según datos suministrados por la Anses, la cobertura alcanza hoy a un 93,8% de la población, constituyéndose en la más alta de América Latina, con 5.907.860 jubilados. La medida aumenta la cobertura previsional del SIPA 6,2 puntos porcentuales, lo que permite llegar a la universalización de la cobertura. “Una nueva moratoria para jubilados permite la universalización del sistema previsional argentino”, dijo ayer la presidente Cristina Kirchner durante un acto en la Casa Rosada. La mandataria destacó que será la Anses la encargada de “reservar el derecho de que esto llegue a los sectores de mayor vulnerabilidad social” y que “la cuota de la moratoria se actualizará por el mismo índice de movilidad jubilatoria (art. 32 Ley 24.241), por lo que el sistema será sustentable en el tiempo”. Esta inyección de recursos por parte del Estado generará, a su vez, incrementos de la recaudación impositiva por aportes y contribuciones, lo que mejorará los ingresos del Sistema Previsional y permitirá la sustentabilidad financiera. El Director Ejecutivo del organismo, Diego Bossio, afirmó que “el anuncio es un claro ejemplo de que el Estado Nacional trabaja por un país cada vez más igualitario y que para este Gobierno los jubilados y pensionados son una prioridad. Al extender la moratoria previsional, buscamos y queremos una Argentina que sea aún más solidaria e inclusiva”. EL IMPACTO FISCAL ESTIMADO POR AXEL KICILLOF El ministro de Economía lo anunció en una conferencia de prensa junto al titular de la Anses, Diego Bossio. Destacó el gasto social y apuntó contra los “sectores financieros” porque “quieren bajar el gasto público”. Un día después del anuncio de la presidente Cristina Kirchner sobre el proyecto de ampliación de la moratoria previsional, el ministro de Economía, Axel Kicillof, calculó en 12.000 millones de pesos el “impacto fiscal” que incluirá a cerca de medio millón de nuevos jubilados. Lo hizo hoy en una conferencia que brindó junto al director de la ANSES, Diego Bossio. El ministro se quejó porque “hay una campaña, impulsada por sectores financieros, para bajar el gasto público”. “Que se saquen la careta y que digan qué gasto quieren bajar”, sostuvo el titular del Palacio de Hacienda, quien destacó que “el gasto social fue del 13 por ciento del producto bruto interno en 2013″ y fue para “atender salud, educación y seguridad social”. Kicillof contextualizó el proyecto de ley de moratoria previsional al señalar que hasta el momento las medidas implementadas permitieron multiplicar el número de jubilados, hasta seis millones, lo que representa una cobertura del 93% de los hombres y mujeres en condiciones de jubilarse. Kicillof agregó que “quedaba un 7%, fuera del sistema”, quienes según apuntó Bossio, “tiene en promedio entre 8 y 10 años de aportes”. El ministro remarcó que el gobierno actual elevó el gasto público social -el destinado a educación, salud y seguridad- a un “récord histórico del 13% del PBI”, al tiempo que “el porcentaje de gasto público en intereses de deuda también ha caído a límites históricos”. El tema “no es no pagar sino pagar de manera razonable”, explicó el ministro en conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda junto con el titular de la Anses, en la que remarcó que se trata de “deuda no contraída por este gobierno”. Fustigó la política implementada en los 90 en la cual las administradoras privadas “se quedaban con el 50% de los aportes” de los trabajadores en concepto de comisiones y otras gastos, “mientras que el 77% de las jubilaciones las pagaba el Estado”, dijo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »