POLITICA

24 de mayo de 2014

La Justicia sospecha de Sbatella y pidió que la UIF entregue documentos.

El juez federal Julián Ercolini le ordenó a la Unidad de Información Financiera (UIF) que entregue documentación vinculada al seguimiento de narcotraficantes reconocidos como Ignacio Meyendorff,

El juez federal Julián Ercolini le ordenó a la Unidad de Información Financiera (UIF) que entregue documentación vinculada al seguimiento de narcotraficantes reconocidos como Ignacio Meyendorff, Luis Medina (empresario asesinado de 29 balazos en Rosario), y Henry de Jesús López Londoño, alias “Mi Sangre”. El magistrado hizo lugar a una orden de presentación (una suerte de allanamiento) en la causa que se inició por una denuncia del senador radical Ernesto Sanz, y los diputados nacionales de UNEN Martín Lousteau y Fernando Sánchez. Los legisladores habían alertado sobre la inacción de José Sbatella frente a la información sensible que involucraba a los narcos. Fuentes judiciales confirmaron a Clarín que Ercolini hizo lugar este martes a la medida que había sido solicitada por el fiscal Eduardo Taiano. La documentación que se obtuvo está vinculada a reportes de operaciones sospechosas (ROS) que no fueron entregados a la Justicia en tiempo y forma, pudo saber este diario. Taiano ya había imputado a Sbatella por los delitos de encubrimiento e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Según la denuncia, el hijo de Ignacio Álvarez Meyendorff, extraditado a pedido de la justicia de los Estados Unidos, Mauricio Álvarez Sarria, se acogió al blanqueo de capitales y Sbatella se demoró en judicializar los reportes recibidos de los bancos. Los legisladores también le imputaron a Sbatella no haber actuado con celeridad en el caso del narco Henry de Jesús Londoño, quien realizó decenas de operaciones financieras hasta que fue detenido en Pilar. Sbatella también fue denunciado por “desmantelar el equipo de trabajo de la UIF ” y por “no responder de manera completa a los pedidos que hacen legisladores y ONG”. Ayer a la mañana, el diputado Fernando Sánchez (UNEN) amplió la denuncia y le pidió al juez Ercolini medidas de prueba para determinar la posible responsabilidad del titular de AFIP, Ricardo Echegaray. “El funcionario debió haber tomado conocimiento del blanqueo de Alvarez Sarría al incorporar tal cuestión en su correspondiente declaración jurada de bienes (a mediados del 2009). Sin embargo, ese organismo recaudador, tal cual lo reconoció el propio Sbatella, recién alertó -a la UIF y/o a la justicia penal- de tal maniobra a mediados del 2012”, dice la nueva denuncia. El titular de la UIF se presentó en el expediente y aseguró que el ROS en cuestión “tuvo conocimiento la AFIP en 2009, y que la UIF recién fue notificada tres años después, en 2012”. El diputado también solicitó la declaración testimonial de la ex titular de la UIF, Alicia López; de Lucas Reboursin, quien trabajó en ese organismo entre 2004 y 2012; y de José López, quien estuvo a cargo del manejo de expedientes internos en la UIF. “El Gobierno tuvo que admitir el lavado de los narcos y ahora dos funcionarios como Sbatella y Echegaray discuten para ver quién tenía la responsabilidad”, se quejó Sánchez.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »