POLITICA

6 de mayo de 2014

En el Frente Amplio UNEN hay varios candidatos para reemplazar a Scioli.

Sin candidatos bonaerenses (plenamente) instalados, el armado que agrupa a la UCR, el GEN, el Socialismo y fuerzas afines,

En el Frente Amplio UNEN hay varios candidatos para reemplazar a ScioliSin candidatos bonaerenses (plenamente) instalados, el armado que agrupa a la UCR, el GEN, el Socialismo y fuerzas afines, algunos analizan la idea de sumar actores, deportistas o personajes sin militancia para que traccionen la porción necesaria para hacer competitiva a la fuerza a nivel nacional. A pocos días del lanzamiento del frente FAUnen, el renovado esquema que incorpora la exitosa experiencia porteña de Unen al marco del ya existente Frente Amplio Progresista, los principales referentes del armado a nivel bonaerense buscan alternativas para completar las candidaturas bonaerenses con miras a 2015. “La madre de las batallas” no tiene generales designados en el bando progresista. Se trata de uno de los principales déficits y desafíos del Frente, junto al de “fidelizar el voto” una vez que sus propios precandidatos hayan colisionado en las PASO. Encontrar al candidato para reemplazar a Daniel Scioli no es, a priori, una tarea fácil para el armado filoradical. Margarita Stolbizer, número puesto elección tras elección, renunció de manera anticipada. Jaime Linares, otro nombre de peso que tracciona desde la sexta y que tiene asiento en el Senado de la Nación, tampoco será de la partida. Ricardo Alfonsín, otro nombre “instalado”, tampoco se apunta. Por la UCR se postuló anticipadamente y en solitario el ex intendente de Pergamino, actual diputado nacional, Héctor Gutiérrez, cuyo nombre ya se lee acompañado de la fecha de la elección a ambos márgenes de las principales rutas de la Provincia. Otros nombres que se barajan son los del intendente de Rivadavia, Sergio Buil, el diputado nacional Omar Duclós, su par radical Miguel Bazze o el del ex diputado y actual miembro de AFSCA, Gerardo Milman, sin el nivel de instalación que requiere la tarea. Así las cosas, germina en las mentes de los líderes del acuerdo la idea de buscar “un tapado” que complete las aspiraciones de todos los sectores que confluyen. “A lo mejor nuestros candidatos no son los que todos están pensando”, advierten, con un dejo de picardía. “Algún actor, un deportista, un académico de prestigio que abreve en el ideario progresista, aunque no tenga militancia”, es una posibilidad. Semanas atrás, el propio Sergio Buil puso sobre la mesa la posibilidad de convocar a “sectores de la comunidad que puedan venir de un espectro que no sea el político partidario” aunque sí tengan “compromiso político y principios”. “Gente del sector académico, de la cultura, empresariado, sindicalismo”, enumeró entre las posibilidades. “Soy del GEN y somos un partido que nació con una visión frentista muy amplia y en ese sentido hay que dejar de lado la cuestión de las peleas que tienen más fuerza en los intereses personales que en los comunitarios”, añadió. El nombre de Facundo Manes, el cirujano que operó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, es el único que se deja oír de labios de los dirigentes que, calculadora en mano, fijan en 25% “piso” provincial que requiere la ardua empresa de ponerle la banda presidencial a un candidato propio. El desértico panorama bonaerense choca con la pluralidad de brazos alzados a la hora de preguntar por el relevo de CFK. Julio Cobos, Hermes Binner, Ernesto Sanz son algunos de ellos. Los últimos sondeos, encargados por dirigentes del peronismo, revelan que, sumados, alcanzan y en algún caso superan la meta del 20% de intención de voto. Aunque trasladar esas especulaciones al terreno de la política de verdad no parece tan sencillo, más aún cuando el tramo de la boleta que contiene los nombres para desembarcar en calle 6 permanece prácticamente vacante.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »