POLITICA

30 de abril de 2014

PALABRAS DEL INTENDENTE Dr. OSCAR LUCIANI EN EL DÍA DEL TRABAJADOR

PALABRAS DEL INTENDENTE Dr. OSCAR LUCIANI EN EL DÍA DEL TRABAJADOR

 Luján, 30 de abril de 2014

 

PALABRAS DEL INTENDENTE  Dr. OSCAR LUCIANI EN EL DÍA DEL TRABAJADOR

 

La lucha entre amos y esclavos, señores y vasallos, empresarios y proletariados, explotadores y explotados, ha marcado la Historia de la Humanidad en todas las etapas. A mediados del Siglo XIX el artesano fue perdiendo paulatinamente la propiedad de los medios de producción concentrándose estos en pocas manos, signando lo que se denominó “Revolución Industrial”. Enormes masas de trabajadores ingresaron entonces a las nuevas industrias a aportar sus fuerzas de trabajo en condiciones inhumanas, con jornadas interminables de trabajo, donde mujeres y niños fueron tratados con la misma severidad que los varones, pero con salarios inferiores. Un nuevo constitucionalismo clásico que nació en ese siglo impulsado por las ideas liberales de la época, reconoció derechos cívicos y políticos, pero no derechos sociales, con lo cual las mayorías quedaron expuestas al maltrato laboral y a condiciones denigrantes de trabajo. En 1884 en Chicago, el  IV Congreso de la American Federation of Labour, proclama la jornada laboral  de 8 horas a partir del 1° de mayo de 1886, sin embargo, las empresas se negaron a conocer este derecho y comenzó la lucha de los anarquistas con serios incidentes entre la policía, los servicios privados de seguridad y la firma Pirketon (Chicago) y los trabajadores. Los enfrentamientos dejaron varios muertos, y fueron apresados los manifestantes y condenados a muerte, cuatro de ellos en un proceso judicial bochornoso, y otros sentenciados a cárcel. A estos cuatro anarquistas asesinados se los denominó “Mártires de Chicago”. El primer Congreso Internacional Socialista de París estableció el 1° de Mayo de 1889 el Día Mundial por la LuchaObrera, un año después todos los trabajadores del mundo celebraron el 1° de Mayo como su día. También merece destacarse la posición clara que fue adoptando la Iglesia Católica a través de las enseñanzas de sus Encíclicas Papales, en especial la Rerum Novarum. Es digno de mencionarlo porque la Rerum Novarum inspiró a uno de los grandes que tuvo la ciudad de Luján que fue don Julio Steverlynck cuando creó la algodonera Flandria. Él fue pionero de la acción social en la Argentina en la década del 30 y más allá luego vinieron otras Encíclicas como la Encíclica Popularium Progressio. A partir del Siglo XX nuestro país fue incorporando progresivamente a la legislación, los derechos laborales, reducción de la jornada laboral, beneficio de la seguridad social, jubilación y pensión, descanso semanal y vacaciones, derechos a la agremiación. Todo eso fue plasmado posteriormente en el plexo formativo dela Constitución reformada en 1949, durante el gobierno de Juan Domingo Perón, que luego de su derogación por la Constituyente en 1957 sólo conservó el hoy denominado artículo 14 bis, que reconoce los derechos laborales, de la seguridad social y los derechos gremiales. El trabajo humano debe ser dignificado cada día, con él, el hombre logra su subsistencia y la maravillosa oportunidad de colaborar con toda la sociedad. Por ello el trabajo no es una moneda de cambio ni un precio del mercado, el hombre también se realiza en el trabajo y con Él su familia y toda la comunidad. Mañana jueves conmemoraremos el Día del Trabajador. Vaya mi saludo a todos los trabajadores. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »