5 de marzo de 2014

CACHARPAYA DEL CARNAVAL próximamente en el Teatro Trinidad Guevara

La Quebrada de Humahuaca deslumbra a cada paso por su paisaje maravilloso pero quien la transite despojado de las locuras,

CACHARPAYA DEL CARNAVAL próximamente en el Teatro Trinidad Guevara

 

Carnaval Tilcara y Humahuaca

La Quebrada de Humahuaca deslumbra a cada paso por su paisaje maravilloso pero quien la transite despojado  de las locuras, vértigo e inseguridades que a diario acosan en las grandes ciudades podrá sumergirse en un mundo de una incalculable riqueza arqueológica, social, cultural, espiritual, producto de más de 10.000 años de historia de los pueblos que la habitaron y habitan, reflejada hoy  en el accionar de sus pobladores, compenetrados de un estilo de vida en el que la música, la poesía, la alfarería, la pintura, las artesanías, la agricultura y cuanta otra actividad imaginemos  no son consecuencia de una conveniencia circunstancial sino resultantes y determinantes de una cultura ancestral.

Esa cultura nos presenta ritos milenarios que se manifiestan a través de celebraciones y festividades que remontan sus orígenes a períodos pre-hispánicos y que como consecuencia de un sincretismo cultural, con importantes elementos religiosos, se enriquecieron y las creencias, mitos y expresiones culturales pasaron a formar parte de una singular tradición popular.

La Semana Santa, la Navidad, la Pachamama y el Carnaval son precisamente algunas de las más importantes festividades de la Quebrada en las que desde hace más de cinco siglos se encuentran amalgamados elementos de diversas culturas.

El Carnaval de la Quebrada

Llegando el mes de febrero las polvorientas calles de Tilcara y de pueblos vecinos se visten de fiesta y de colores vivos para una celebración que se inicia con el  “Desentierro del diablo del carnaval” (el pucllay) y durante nueve días las expresiones de fe religiosa se fusionan con las creencias y ritos populares y todo vale para divertirse.

 

 

 

Una vez desenterrado “el diablo” entre  bombas de estruendo los pobladores agrupados en diversas comparsas comienzan a descender al pueblo bailando al ritmo de músicas tradicionales.

El carnaval en la Quebrada es descontrol, alegría, diversión y por supuesto fiesta, que llega con el verano y con su época de lluvias y en los festejos juega un papel importantísimo  la presencia del diablo que -según creencias populares- baja de los cerros y se mimetiza de manera tan perfecta con los pobladores que es difícil saber quién es quién. Y -por sobre todo- si alguien se encuentra o no endiablado.

CACHARPAYA DE CARNAVAL

Luego de  nueve días con sus nueve noches el carnaval llega a su fin y los lugareños recorren el centro de Tilcara alejándose hacia las montañas para enterrar el carnaval.

En la despedida (o cacharpaya) del Carnaval el pequeño muñeco que representa al diablo, es venerado por todos los presentes  con música típica, bailes y lamentos y selo entierra hasta el año próximo.

El próximo año, cuando llegue el tiempo, los elegidos se encargarán de desenterrar al muñeco diabólico para que la fiesta se apodere nuevamente de Tilcara, de sus montañas, sus calles y su gente. Como todos los años, como sucede desde siempre.

El próximo domingo 23 de marzo, a partir de las 20:30 horas en el Teatro Municipal “Trinidad Guevara”  de Luján una importantísima embajada jujeña integrada por  el músico y compositor Tukuta GORDILLO, el eximio charanguista Rodolfo “Coya” RUIZ,  músicos populares de Tilcara, típicas copleras de la Quebrada y el Grupo de Danzas Andinas “TUSUY MARKA” representarán los momentos culminantes de los festejos de Carnaval acercando a los espectadores los aspectos más trascendentes de esta celebración ancestral.

 

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »