MEDIO AMBIENTE

2 de marzo de 2014

LA VENDIMIA DEL AGUA porque el agua es del pueblo

Los mendocinos hemos dado muestras de tenacidad para defender lo nuestro. Es por eso que este año que comienza nos encuentra una vez más uniendo fuerzas para proteger nuestra agua, nuestra energía, nuestra tierra.

LA VENDIMIA DEL AGUA

porque el agua es del pueblo

 

Los mendocinos hemos dado muestras de tenacidad para defender lo nuestro. Es por eso que este año que comienza nos encuentra una vez más uniendo fuerzas para proteger nuestra agua, nuestra energía, nuestra tierra.

 

En 2007 el pueblo de Mendoza logró la sanción de una ley que nos protege parcialmente de la megaminería: la ley 7722, la ley del agua. Hoy, siete años después, esta ley sigue resistiendo los embates de las corporaciones mineras que buscan esquivar al Estado y sus leyes e imponer un marco jurídico en pos de sus intereses económicos. Estas grandes empresas buscan la declaración de inconstitucionalidad de la 7722 para avanzar con sus proyectos de saqueo y contaminación. Ahora le toca a la Suprema Corte de Justicia de la Provincia resistir a las presiones de las corporaciones mineras y ratificar la constitucionalidad de la ley. Pero también el pueblo quiere participar de la decisión:queremos una Audiencia Pública donde podamos expresarnos, convocar a especialistas y fortalecer la democracia.

 

Este 2014 se inicia con emergencia hídrica y ya van cuatro años consecutivos. El agua potable escasea en muchos barrios; el verano mendocino se sufre en los sectores más humildes con los extendidos cortes; los pequeños productores no tienen con qué regar.  Sin embargo, mientras nos exigen que seamos cuidadosos y medidos con el consumo, se continúa cediendo nuestra agua para el lucro de las grandes empresas petroleras, mineras y vitivinícolas. 

 

Atravesamos un problema energético serio con el fin de la era del petróleo. Hoy, frente a su progresivo agotamiento, surge un nuevo tipo de explotación de hidrocarburos llamado fracking o fractura hidráulica. Se trata de un método que ya ha arrojado lamentables consecuencias sociales y ambientales en otros países. A nuestro pueblo le corresponde discutir y proponer el futuro de la matriz energética.

 

Hace algunos meses se viene planteando desde ámbitos gubernamentales una reforma de la actual Ley de Aguas. Desconfiamos de los intereses que puedan estar detrás de estos intentos de modificación: el agua debe utilizarse para el consumo y la producción de alimentos, no para proyectos extractivos o especulativos, que pueden ser mineros, petroleros, agrícolas o inmobiliarios.

 

Queremos agua, tierra y energía para nuestro pueblo, para nuestras necesidades, para generar nuestro alimento. Basta del derroche de unos pocos a costa del sacrificio de las mayorías. Exigimos que nuestros bienes comunes tengan como fin principal satisfacer nuestras necesidades y no la codicia de los grandes capitales. 

 

 

¡Por agua, tierra y trabajo para los mendocinos!

 

¡Plena constitucionalidad de la 7722, no a la megaminería!

 

 ¡Sí a la soberanía alimentaria, no al agronegocio!

 

¡Basta de explotación de combustibles no convencionales, impulsemos fuentes renovables y seguras de energía!

 

 

 

 

ASAMBLEAS MENDOCINAS POR EL AGUA PURA(AMPAP) – Coordinadora por el Agua y los Bienes Comunes – Organizaciones sociales, políticas y culturales.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

MEDIO AMBIENTE
Greenpeace Argentina

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »