15 de febrero de 2014

Luján: graves incidentes en una marcha contra la inseguridad

Hubo 2.000 personas. Un grupo se desprendió del resto, apedreó patrulleros y volcó uno.

Luján, con su histórica Basílica enclavada en el corazón de la ciudad, ya venía sobresaltada por algunos hechos de inseguridad ocurridos en este último tiempo. Pero el jueves, luego del crimen de Lautaro Emanuel Soto (22) en un robo, las redes sociales explotaron con la convocatoria a una manifestación en reclamo de justicia y seguridad. La marcha finalmente se realizó anoche, con alrededor de 2 mil personas que se concentraron en la plaza principal y después marcharon a la comisaría. Allí algunos jóvenes, amigos del joven asesinado, coparon el hall central del edificio, forcejearon con policías y prendieron fuego unas ramas en la puerta. Luego regresaron al punto de inicio, les tiraron piedras a los agentes, rompieron cinco patrulleros y hasta volcaron uno.

La marcha había sido pacífica hasta que los manifestantes llegaron a la comisaría. Allí, cerca de las 21, rompieron un vidrio y hubo tensión, pero la gente se calmó cuando los responsables de la Policía local recibieron a un grupo de manifestantes. Sin embargo, un rato después, pasadas las 22, unos 50 jóvenes volvieron a la plaza y tiraron piedras a la municipalidad.

Un policía recibió un golpe en la cabeza y sus compañerosdispararon al aire y lograron hacer retroceder a los vecinos.

Parecía que volvía la calma. Pero no pasaron muchos minutos hasta que un grupo empezó a tirar piedras contra patrulleros y destruyó cinco.

Entre varios atacaron un móvil de apoyo y lo volcaron.

“Es una vergüenza, tener que perder una vida tan joven como la de Lautaro. Había sido papá la semana pasada. Y lo que está pasando en Luján es terrible. Que tengan que matar a alguien para salir a pedir seguridad, no existe”, exclamó una mujer. “Dejaron destruida a una familia, el sinvergüenza que lo hizo no tiene que salir nunca más, estamos indignados. Hace una semana le habían pegado un tiro a otra chica en una fiambrería y el asaltante ya está suelto. Luján era una ciudad tranquila, pero está pasando algo y se nos está yendo de las manos”, agregó otra.

Lautaro Soto había sido padre de una beba el viernes de la semana pasada. En la madrugada del jueves, iba en su moto acompañado por una chica y un amigo. Un ladrón forcejeó con uno de ellos, cayó y desde el piso se dio vuelta a los tiros. El joven recibió un disparo en pleno rostro, que lo mató.

El mismo jueves, los propios amigos de la víctima lograron localizar aun sospechoso de 19 años que iba con la moto robada y lo atraparon en el centro de Luján. La Policía llegó antes de que lo lincharan. Sin embargo, según una versión, mientras lo trasladaban el presunto asesino miró a los jóvenes y los amenazó: “A tu hermano le cabió, los voy a matar a todos”, escucharon gritar al detenido.

En este clima, y ante la convocatoria a la marcha, el intendente Oscar Luciani ayer se reunió de urgencia en La Plata con el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados. Fue junto al padre de una chica baleada en un caso anterior. Pidió refuerzos policiales y le prometieron que el lunes se destinaran tres móviles y algunos cuatriciclos más para la ciudad. En cuanto a la llegada de más agentes no tuvo tanta suerte: “El ministro explicó que la falta de personal es uno de los mayores problemas actuales por lo que pidió esperar hasta la finalización del Operativo Sol (28 de febrero) para reasignar a los efectivos policiales y aumentar la cantidad de personal en la zona”, informó anoche el jefe comunal a través de un comunicado. Nada frenó la bronca vecinal, que derivó en la destrucción de patrulleros que ya había en el distrito.      fuente  clarin

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »