POLITICA

21 de enero de 2014

Un ex funcionario imputado en la causa de Once ubicó a sus hijos en puestos clave de Transporte

Antonio Sícaro era titular de la CNRT cuando ocurrió la tragedia. Pese a que renunció a una subsecretaría en 2012, oficia como asesor en las sombras de esa cartera, en la que además ubicó a sus hijos Micaela y Nicolás

Sícaro era interventor de la Comisión Nacional Regulación de Transporte (CNRT) cuando el 22 de febrero de 2012 una formación de la línea Sarmiento se incrustó en la estación de Once provocando más de 50 muertes. Como los ex secretarios del área Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, su nombre aparece entre los imputados del juicio oral previsto para marzo. Sin embargo, a diferencia de éstos, se las arregló para no perder influencia en el ministerio.

Aquella tragedia derivó en un cambio de órbita en el manejo del Transporte: el Gobierno resolvió que pasara del Ministerio de Planificación al del Interior. Y aunque Sícaro ya figuraba en la lista de presuntos responsables del fatídico choque, fue nombrado una vez más para un cargo en la cartera, el de subsecretario de Regulación Normativa de la Secretaría de Transporte. El puesto, no obstante, duró poco. En medio de las críticas de familiares de las víctimas por su designación, presentó su renuncia en agosto de 2012.

No hubo que esperar mucho tiempo para que saliera a la luz que su renuncia no representaba en sí misma un alejamiento. Es que Sícaro opera como un asesor en las sombras; de hecho, hay quienes aseguran verlo cotidianamente en la Casa Rosada (a donde se cuida de no ingresar por la puerta principal).   

Más allá de las especulaciones, hay datos concretos que evidencian su influencia. El año pasado estuvo al frente de la paritaria de la Unión Tranviaria Automotor, al punto que lo encontraron escuchando detrás de una puerta en una reunión a la que no fue invitado. Luego se lo vio al frente de las negociaciones del Gobierno para que los colectivos lleven avisos oficialistas. A esos hechos se suman los lugares que hoy ocupan sus hijos en Transporte.

Según publicó hoy El Cronista, casi en simultáneo con la renuncia del funcionario se dio el desembarco de su hija Micaela en la Secretaría de Transporte. Abogada de 31 años y con una maestría en Derecho en su haber, la joven ostenta un curriculum que incluye tareas en el Ministerio de Economía bonaerense (Sícaro fue funcionario en la gestión de Felipe Solá), y también en los de Economía y Planificación de la Nación. Desde 2012 se ocupa de la coordinación del Ptuma, un programa de transporte urbano para áreas metropolitanas con un presupuesto de más de 27 millones de pesos.     

Nicolás Sícaro (34), hermano de Micaela, se desempeña desde enero de 2012 como contratado de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), que también depende de esa cartera, indica el mismo medio. Formado en la UADE y la Universidad Torcuato Di Tella, en su cuenta de Twitter expresa públicamente su apoyo a la gestión ministerial y al kirchnerismo en general.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »