OPINION

20 de septiembre de 2013

"El Papa está haciendo un lio bárbaro dentro de la Iglesia"

El vicegobernador Gabriel Mariotto fue recibido junto a su familia por Francisco en el Vaticano. En el transcurso de una cordial charla, similar a la mantenida por ambos en el debate previo a la sanción de la Ley de medios

"El Papa está haciendo un lio bárbaro dentro de la Iglesia"

El vicegobernador Gabriel Mariotto fue recibido junto a su familia por Francisco  en el Vaticano. En el transcurso de una cordial charla, similar a la mantenida por ambos en el debate previo a la sanción de la Ley de medios,  el Papa reiteró su apoyo a la norma que busca la democratización de la palabra y se interesó por las propuestas para cuidar el medio ambiente que se impulsan desde el Senado bonaerense.

"Es una alegría haber participado con la familia de este encuentro y tengo la necesidad de grabar a cincel cada una de sus palabras. Es un hombre que transmite tanta paz, tanta sabiduría, que tiene tanta responsabilidad y que tiene la humildad de ser una persona de bien. Por eso es un gran ejemplo y nos conmueve sinceramente poder escucharlo, lo mismo nos ocurría cuando teníamos oportunidad de hablar con él en Buenos Aires".

Con esa mezcla de agradecimiento y admiración definió esta mañana el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, el desayuno que mantuvo por espacio de más de media hora junto a su familia en el salón de la Casa de Santa Marta, la residencia del  Vaticano, con el Papa Francisco.

"Es bárbaro lo que está haciendo la Iglesia. Pudimos escuchar su reflexión acerca de poner en discusión ejes como el celibato, el matrimonio igualitario, o las parejas que se han separado o divorciado. Es un Papa que hace lío, nos recomienda a todos que hagamos lío, que pongamos ejes de cuestionamiento, que podamos defender las ideas con argumentos en una discusión honesta. Y bueno, él está haciendo un lío bárbaro en la Iglesia y en el mundo, predicando fe y predicando un nuevo orden internacional que se sostenga con la filosofía que emerge de la entraña misma de América Latina", resumió a la hora de repasar la entrevista con los medios locales.

El encuentro no es el primero ya que la relación entre ambos se remonta hacía varios años atrás, cuando durante el debate previo a la sanción en el Congreso de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, Mariotto como titular del entonces Comfer y Bergoglio como arzobispo de la ciudad de Buenos Aires mantuvieron reuniones para aportar al texto de la norma la postura de la Iglesia sobre el tema.

Pese al cambios de roles, la charla tuvo el mismo matiz afectivo que entonces y, el propio Mariotto, destacó que el "Papa compañero", como lo definió por su posición ante los más desprotegidos y su trabajo en las villas, siga pensando igual que antes y manteniendo sus mismos valoresde pluralidad, igualdad y libertad respecto a la ley de Medios.

"El cardenal Jorge Bergoglio en su momento tuvo gran participación. Es una ley que él ha apoyado y a la que ha aportado con ideas desde la Iglesia, que fueron consideradas. Hoy reflexionamos acerca del tiempo que está viviendo en la Corte, y por supuesto manifestó todo su apoyo y toda su fe para que se pueda vivir en verdadero derecho a la libertad de expresión en nuestra patria, a partir de un fallo favorable de la Corte”, remarcó.

El Papa argentino salió de la suite 201 de la Casa de Santa Marta, ubicada en el segundo piso de la residencia,  y con su habitual semblante sereno y una leve sonrisa dio la bienvenida a una comitiva integrada por Mariotto, su esposa Gabriela Georgina Mendeguía y su hijo Matías, que no perdió la oportunidad de entregarle una camiseta del Club Atlético Banfield.

Luego de los saludos y las fotos de rigor desayunaron y dialogaron sobre distintos temas del presente del país, de Latinoamérica y del mundo.

Llegada la hora de los obsequios, el vicegobernador le entregó un cuadro que "la presidenta Cristina (Fernández) recibió en la Villa 21, en un lugar donde usted ha trabajado mucho y donde próximamente se va a instalar una Casa de la Cultura".

"Se lo entregó allí un artista de la villa y la Presidenta se lo envía con mucho afecto Francisco", agregó mostrando la pintura sobre los techos de chapas característicos en la 21 de Barracas que el Sumo Pontífice agradeció con igual cariño.

La sensibilidad social y la admiración hacia el compromiso que tuvo en los setenta el padre Carlos Mugica hizo que el ahora vicegobernador realizara en los 90' un documental para reivindicar su obra y bautizará luego su agrupación con el nombre del cura. De ahí que el recuerdo de Mugica también haya sido uno de los temas más emotivos del diálogo con Francisco.

Tan así fue que el Papa se mostró realmente muy contento de recibir varios ejemplares del libro "Peronismo y Cristianismo", escrito por el cura tercermundista asesinado por la Triple A y prologado en una edición reciente por el propio Mariotto, y adelantó que los incorporará a la biblioteca del Vaticano.

El dirigente lomense entregó además la obra "Carlino poemas, 50 años con la poesía", con dedicatoria del propio poeta popular Alfredo Carlino y, desde su rol institucional, una copia de las 19 propuestas legislativas que componen la "Plataforma de Soberanía Ambiental" para la provincia que se presentó recientemente en el Senado bonaerense.

Tras escuchar un breve resumen de las iniciativas, el Papa prestó especial atención a los anteproyectos de ley que tienen que ver con la reivindicación de los cartoneros como clasificadores de residuos urbanos y al denominado "Pueblos que laten", que busca la promoción de pequeñas poblaciones bonaerenses y su desarrollo a través de la articulación de políticas públicas.

"Tuvimos la oportunidad de dejarle los 19 proyecto de ley mediombientales que incluyen la reivindicación al trabajo de los recicladores, de nuestros cartoneros.  Esos cartoneros que estuvieron con él en Brasil haciéndole una suerte de guardia en esa fiesta multitudinaria de jóvenes", precisó Mariotto.

"Y también hablamos -continúo- sobre el eje de Pueblos que Laten, que es un diseño para nuestra provincia de Buenos Aires, una política de Estado, para poder garantizar no sólo una buena interacción con el medio ambiente en cada una de nuestra ciudades, sino también la posibilidad de poder trabajar en la capacitación para que los ciudadanos de cada región puedan formarse y vincularse inmediatamente con el aparato productivo de cada área y de cada ciudad".

"Esto no sólo garantiza un buen desenvolvimiento de esas ciudades, sino que también nos permite capacitar a nuestros ciudadanos del Conurbano para que puedan ir a trabajar a lugares más favorables en materia de desarrollo y no padecer los hacinamientos que hoy padecemos ", completó

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »