POLITICA

1 de septiembre de 2013

Amado Boudou se ganó otro enemigo interno: Abal Medina

El jefe de Gabinete no esconde su enojo por los manejos del vice con la pauta oficial. Las nuevas pruebas en poder de la Justicia.

El vicepresidente Amado Boudou suma enemigos internos en el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y es cada vez más relegado de las decisiones políticas. La investigación que encabeza el juez federal Ariel Lijo por supuesto enriquecimiento ilícito del vicepresidente ahora complica al jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

La Justicia tiene pruebas de quedos empresas ligadas directamente a Boudou obtuvieron pauta oficial. Se trata de WSM S.A. y Action Media, afirmaron fuentes judiciales a PERFIL.

El responsable de administrar la publicidad oficial es Abal Medina. El funcionario, entre otros, puso su firma en el expediente que autorizó el pago de fondos a esas empresas. El jefe de Gabinete no esconde su enojo contra el vice porque siente que lo metió en aprietos. El enojo llegó a la Justicia, donde allegados a Abal Medina hicieron saber que no sabían que estaban entregando pauta oficial a empresas vinculadas a Boudou.

Por este hecho, Boudou quedó comprometido legalmente. Podría haber incurrido en el delito de negociaciones incompatibles, entre otros. El Estado tiene un equipo de “certificadores” que le piden a las empresas que reciben pauta oficial una declaración jurada del cumplimiento del servicio contratado. En la jefatura de Gabinete verificaron que las declaraciones juradas fueron pedidas y están en poder del Estado.

Lo que supuestamente Abal Medina nunca supo es que era posible ligar a Boudoudirectamente con las empresas beneficiadas. Tampoco sabía que una de las empresas incumpliría las normas.

“La prestación de los servicios contratados no se puede ceder salvo expresa autorización de la agencia Télam”, le respondió el área de Abal Medina a la diputada Graciela Ocaña cuando preguntó si WSM podía transferir los servicios a otra empresa. El servicio de publicidad oficial es “intransferible” por ley, le contestaron. Sin embargo, la Justicia encontró que parte de ese dinero, poco menos de un millón de pesos, habría sido desviado a otra empresa de Boudou que no tiene ninguna relación con la realización de publicidad: Aspen Inmobiliaria, que vendió minutos de Cablevisión a WSM en Mar del Plata.

La situación judicial de Boudou se definirá después de octubre, aseguraron fuentes de la causa a PERFIL. Esta semana, se incorporaron al expediente las llamadas entrantes y salientes del departamento donde vive Boudou y de la unidad que Boudou le alquilaba a un amigo y socio de Alejandro Vandenbroele.

Sin embargo, la AFIP no está colaborando. Envió las declaraciones juradas de Boudou, pero no presentó la documentación respaldatoria, los comprobantes reales de los bienes.

Para determinar si la gestión de Boudou como ministro de Economía a favor de la nueva Ciccone fue extraordinaria y que lo hizo porque está relacionado con Vandenbroele, la Justicia pidió a la AFIP que envíe un muestreo de veinte expedientes administrativos de empresas que estuvieron en la misma situación de Ciccone para ver si contaron también con gestiones por escrito de Boudou. El pedido se hizo en junio, pero la AFIP no envió nada.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »