3 de mayo de 2013

CONSEJOS A TENER EN CUENTA ACERCA DE LA LEPTOSPIROSIS

La Secretaría de Salud, Medio Ambiente y Políticas Sociales informa a los vecinos que ante la aparición de un caso de leptospirosis en un perro doméstico fallecido se deben tomar ciertas precauciones y recaudos para conocer con exactitud cuales son las acciones a llevar a cabo

 

CONSEJOS A TENER EN CUENTA ACERCA DE LA LEPTOSPIROSIS

 

La Secretaría de Salud, Medio Ambiente y Políticas Sociales informa a los vecinos que ante la aparición de un caso de leptospirosis en un perro doméstico fallecido se deben tomar ciertas precauciones y recaudos para conocer con exactitud cuales son las acciones a llevar a cabo. Desde hace algunas semanas la Municipalidad ha tomado previsiones en cuanto a esta cuestión para abordar la situación desde un primer momento.

En primer lugar, cabe destacar, que la leptospirosis es una zoonosis habitual producida por una bacteria (leptospira) que afecta a los animales tanto de sangre fría como caliente. Los mamíferos cumplen un rol importante en la transmisión hacia los humanos. Esta enfermedad presenta cuadros clínicos variables; desde formas asintomáticas a formas graves.

Se caracteriza por presentar fiebre de comienzo repentino, cefalalgia, mialgias intensas, inyección de las conjuntivas. Puede estar acompañado de: ictericia, insuficiencia renal, meningitis, neumonía, dificultad respiratoria, hemorragias, uveítis y miocarditis en las formas graves.

Transmisión:

Las leptospiras se eliminan con la orina de los animales infectados contaminando el ambiente.

Vías de transmisión: por contacto directo, con orina de animales infectados e indirecto, a través de suelo, agua, materiales contaminados con orina de animales infectados. La puerta de entrada es la piel y/o la mucosa.

Reservorio:

Son los animales domésticos y silvestres reservorios. Entre ellos los roedores que pueden eliminar las leptospiras durante toda su vida.

En áreas urbanas son los roedores y los perros; en áreas rurales, los animales de cría, bovinos, ovinos, porcinos, equinos, caprinos, además de roedores, perros y animales silvestres.

Periodo de Incubación:

En el hombre es variable, con un promedio de 15 días, entre 4 y 40 días.

Por último cabe destacar las medidas de prevención y control que se deben tomar.

Medidas preventivas: Evite sumergirse en aguas que puedan estar contaminadas. Protección adecuada a los trabajadores en riesgo ocupacional con botas y guantes. Control de roedores en domicilio y peri domicilio. Identificación de áreas o suelos contaminados y, de ser posible, drenaje de las aguas.

Evitar la acumulación de agua en domicilios y peri domicilio. Eliminar la basura y acondicionar escombros y leña de manera de evitar que sean refugios de roedores.

Tratamiento:

Antibiótico por 7 a 10 días.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »