7 de febrero de 2013

Los argentinos VIP en Miami eluden la crisis de EE.UU. y el cepo al dólar

Perfil.com recorrió los exclusivos Bal Harbour y South Beach, donde el consumo top no sabe de restricciones.

 

Por Diego Gueler, desde Miami (*) | 06.02.2013 | 22:07

 

 

El video de la lujosa habitación de Messi en Miami. | Fuente:Perfil.com

Miami es un oasis en Estados Unidos: goza de un clima tropical en un país donde predomina el frío y su microeconomía parece estar a salvo de la crisis nacional, la de Europa, y cualquier restricción para acceder a los dólares en la Argentina o Venezuela. La Collins Avenue sigue plagada de Rolls Royce, BMW o Mercedez Benz y el corredor comercial de Lincoln Road rebasa de ventas durante todo el año.

En plena temporada, los argentinos llenan los vuelos de Aerolineas, American y United pese a las restricciones cambiaras y la incertidumbre de la escalada inflacionaria. Los pasajes en cuotas y en pesos a "dólar tarjeta" todo lo pueden. Ahora, el argentino que veraneó en Miami en los años del menemismo y se permitió seguir haciéndolo durante la crisis de 2001, no necesita hacer tantos cálculos. El "che, viste que está re-barato" resuena aún en las lugares top más impensados de la Florida.

Mucho crédito. En el Paseo de Compras de Bal Harbour, el preferido de Susana y Moria Casán, las tiendas de lujo a cielo abierto, como Gucci, Armani o Fifth Six Avenue mantienen su elevado nivel de ventas aún en temporada baja.

"Aquí viene gente millonaria de todo el mundo, sea verano o invierno, con sus Visa de platino y gastan como si tuvieran crédito sin límites", cuenta un empleada dominicana de una tienda europea top a este portal.

El local que más llama la atención es el de Gucci. Sin dar precisiones, allí cuentan que "Susana es una buena clienta" que "suele hacer buenas compras". La diva viajó el fin de semana pasado a Miami después de festejar su cumpleaños 69 en Punta del Este y en Gucci ya la están esperando con lo último de carteras, sombreros y joyas del invierno de Estados Unidos 2013.

¿Qué buscan los argentinos de alto poder adquisitivo en esas tiendas? "La ropa es lo que más se llevan. En Argentina se obsesionan por tener mucha cantidad de ropa y de estilos diversos respecto a los ricos de Estados Unidos o Europa. Las mujeres argentinas son las más exquisitas y pueden pasarse una tarde entera probando distintas prendas", cuenta un vendedor de Armani aPerfil.com.

"Los argentinos pagan todo con tarjeta. En el último año casi no sacan billetes", apunta otra agente comercial de Gucci. El cepo, de forma menos directa, también "afecta" a la clientela más pudiente en tiempos K. Un bracalete de diamante puede llegar a costar 46.500 dolares en Gucci.

Hospedaje VIP. Los hoteles más exclusivos de Miami no hacen descuentos ni en "crisis" porque la demanda de la aristocracia latinomericana no afloja pese a populismos y monedas débiles. El One Bal Harbour, en el final de la Collins, con su imponente spa que desvive a Mirtha Legrand y la suite Presidencial de 9.000 dólares la noche, que cautiva a Lionel Messi, funciona como en los años dorados, con cientos de obras de arte y diseños chic copiados de Europa y Asia.

Uno de los "botones" del hotel, venezolano y antichavista radical, mostró aPerfil.com el penthouse del piso 18, donde se alojó el crack del Barcelona y la Selección. Posee un piano de cola, sala de cine, tres balcones y camas para seis.

"Messi reservó varios pisos y pagó todo él", recuerda. Carlos Tevez es otro futbolista afamado que le gusta pasear en un descapotable por Bal Harbour y degustar la mejor carne "del mundo" en Baires Grill, en Lincoln Road. Es el "meeting point" de la gastronomía argentina y de los famosos. Marcelo Tinelli lo alquiló para su cumpleaños, al igual que Lio Messi.

El hotel Sea View, el más clásico de Bal Harbour y Miami Beach, posee una lista de precios más acorde a una crisis, con habitaciones que promedian los 600 dólares. La pileta, a la que se puede ingresar por 50 dólares por día sin ser huésped, estaba copada por argentinos cuando este medio estuvo allí. El lujo puede ser más barato también. El encargado del área de pileta, nacido en Puerto Rico, está sorprendido por las siliconas de las argentinas. "Esas cosas sólo se veían en las novelas venezolanas, pero ahora todas las estrellas argentinas tienen algo operado, como la Presidenta", observa Jimmy.

-¿Qué famosos de Hollywood se hospedan acá?
-Cuando me contrataron me dijeron que nunca podía contar qué celebridades pasan por aquí. En la recepción, los músicos, jugadores de NBA o actores dejan tips a los empleados para que nadie diga que estuvieron ahí. Así se protegen de los paparazzi, los fans y se cubren por las infidelidades, usted sabe...

Crisis inocultable. Las desigualdades también son muy visibles en el paraíso del sur de la Florida. Mientras en la puerta del exclusivo hotel W South -el favorito de Marcelo Tinelli- se exhibe una coupé Lamborghini de más de medio millón de dólares, del otro lado del puente, en Downtown Miami, decenas dehomeless duermen con lo puesto en las puertas de las torres de los bancos, empresas multinacionales y grupos inversores.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »