POLITICA

23 de enero de 2013

Ex combatientes aseguran que el buque no iba a desguace, sino a Rosario

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, afirmó que la Armada tenía la responsabilidad de disponer "una guardia mínima" donde se encontraba el Santísima Trinidad. Habló de "una mano rara" y de "posible sabotaje"

 

"Lo que yo debo decir, con absoluta franqueza, es que me parece muy raro que un buque desactivado y listo para desguace sufra un percance que lo lleve a hundirse en cuestión de horas", señaló el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, en diálogo con la TV Públicaal referirse a la embarcación ARA Santísima Trinidad, que el lunes comenzó a hundirse en Puerto Belgrano (Punta Alta).      

El ministro indicó que "o ha habido una mano rara o tienen que buscar una explicación de cómo un buque se hunde estacionado en el puerto". En ese sentido, puso como ejemplo el caso de la corbeta Sarmiento, amarrada en Puerto Madero, que con más de 100 años de antigüedad no ha sufrido problemas de ese tipo. "Si no tenemos una buena explicación es porque hay otra realidad", acotó.

Puricelli insistió en que "la antigüedad no ameritaba pensar que pueda naufragar". Además defendió al Gobierno de las acusaciones sobre el estado de la embarcación: "No se le hace una tarea de mantenimiento a un bien que está para desguace".  

El funcionario evitó precisar a los culpables directos, pero apuntó que "la responsabilidad le cabe al grupo de arsenales que tenía a cargo la vigilancia en Puerto Belgrano, sin perjuicio de las autoridades superiores". "Si la hay (la responsabilidad) es de Defensa y de los hombres de la Armada que tenían a su cargo la custodia del buque, que tendrían que haber arbitrado los medios para evitar lo que se dice que pasó: la rotura de una cañería que inundó el buque y lo llevó a naufragar en horas", añadió.

En ese sentido, informó que encargó a las autoridades de la Armada que inicien un sumario para investigar el hecho y anticipó que cuando se identifiquen las responsabilidades habrá sanciones.

Consultado sobre la posibilidad de que se haya tratado de un sabotaje, contestó: "No descarto un atentado".

"Ya se terminó el discurso de la Fragata (Libertad) y buscan un nuevo elemento para fustigar a un gobierno que no tiene responsabilidad", continuó. Y aseguró que algunos sectores "utilizan a las Fuerzas Armadas para criticar al Gobierno".

Puricelli dijo que le llamaba la atención que ese hecho se haya producido en momentos en que la presidente Cristina Kirchner se encontraba culminando una "exitosa" gira internacional, que comprendió Emiratos Árabes Unidos, Indonesia y Vietnam.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »