16 de diciembre de 2012

El asesino del colegio: la madre amaba las armas y le enseñó a su hijo a disparar

Tenía pistolas y un fusil de guerra y pertrechos militares. Ella llevaba a Adam Lanza a practicar tiro en el bosque. El chico de 20 años le disparó a ella en la cara y luego masacró a 20 nenes y 6 adultos.

 

WASHINGTON. ESPECIAL PARACLARIN - 16/12/12

Todo estaba en la casa del asesino. Allí había armas de mano y fusiles de guerra, chalecos antibalas y equipos de asalto. Parte de la locura de su madre que reunió ese arsenal y con los que iba cada tanto a practicar en el bosque. Las armas que también mostraba orgullosa a sus amigos como una señal de poder. Adam Lanza de 20 años, quien este viernes masacró a 26 personas entre ellos una veintena de chiquitos de menos de diez años en una escuela primaria, iba con su mamá a practicar tiro . Y se destacaba al extremo de que los testigos de su crimen se sorprendían por la brutal eficacia que había tenido en las aulas.

Ahora el nombre de Adam Lanza de 20 años quedará en la historia de los peores asesinos de EE.UU., rivalizando con penosas celebridades como Charles Manson o Ted Bundy. El muchacho primero mató a su madre en su casa, no en la escuela como se supuso inicialmente, y después se vistió con indumentaria militar, incluyendo el chaleco antibalas, y se cubrió el rostro. Todo eso estaba en el arsenal familiar, que le encantaba a su madre.

La policía ha revelado que Nancy Lanza, además de constituir la primera baja en ese terrible raid, recibió un disparo en la cara. Fue identificada por sus vecinos y la policía como una aficionada tenaz a la armas. Poseía legalmente pistolas modelo Sig Sauer y Glock –de uso policial–, además de un rifle militar. Dan Holmes, vecino de Newtown, relató a Reuters que Nancy le enseño una vez un “bonito y gran rifle” que había adquirido, y le comentó que “iba con sus hijos (Adam y el mayor Ryan de 24 años) a hacer blanco con las armas” y probar su eficiencia.

El rifle era un 223 M4, un arma de guerra extremadamente peligrosa, que las tropas estadounidenses utilizan en lugares de alto conflicto como Afganistán e Irak. El fusil cuenta además con un lanzador de granadas en la parte inferior. El entrenamiento de Adam en el manejo de esos armamentos cuajó con una personalidad compleja y con fuertes resentimientos. Ryan dijo que su hermano sufría trastorno de personalidad “de tipo autista” .

Adam Peter Lanza, antes de la tragedia que generó, era un chico efectivamente introvertido, extremadamente delgado, según describen muchos de quienes lo conocieron y compartieron las aulas con él. Sin embargo no parecía peligroso, nunca mostró actitudes violentas. Algunos ex compañeros de clase afirmaban que le costaba mucho socializar y era centro de las burlas de todos . Y que hablaba mucho de “aliens”, según consignó The New York Times. “Siempre respondía con monosílabos”, dijo uno de sus ex compañeros.

Como en un mal guión, sus problemas parecen haber comenzado con el divorcio de sus padres , Nancy y Peter Lanza, hace unos diez años. Desde ese momento Adam padecía frecuentes rabietas y se ponía frenético cuando su madre decidió retomar su vida y salir con amigos a tomar unas copas por el pueblo, según cuenta un vecino identificado como Ryan Kraft, de 25 años. Cuando eso ocurría, ni siquiera Ryan podía controlarlo. “ Los muchachos parecían bastante deprimidos por el divorcio ”, aseguró Kraft al Washington Post.

En otro testimonio de los que van saliendo a la luz, Beth Israel, quien fue vecina de los Lanza, describe a Adam como retraído. “En general, yo lo consideraba como un chico con pocas dotes para socializar, tímido y callado. Nunca miraba a los ojos”, declaró a la televisión. Era rencoroso. Se supo que un día antes del ataque en la escuela Adam tuvo un altercado con cuatro empleados del colegio . A tres de ellos los asesinó y el cuarto se salvo porque ese día tenía franco en su trabajo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »