POLITICA

5 de diciembre de 2012

La denuncia "cajoneada" de Ocaña a Marcelo Daletto por corrupción en la era menemista

Como una muestra más de la supervivencia de los distintos actores de la política sin importar las plataformas partidarias, Marcelo Daletto no sólo pasó del kirchnerismo al macrismo sin escalas sino que las críticas que le hace el Gobierno por la corrupción evidencian su imposibilidad de mirarse en el espejo: en el año 2003, la diputada Graciela Ocaña lo puso en el ojo de la tormenta por su paso por la gestión menemista.

 

Nadie resiste un archivo
La denuncia "cajoneada" de Ocaña a Marcelo Daletto por corrupción en la era menemista




Marcelo Daletto. (Foto Archivo NOVA)
 

Como una muestra más de la supervivencia de los distintos actores de la política sin importar las plataformas partidarias, Marcelo Daletto no sólo pasó del kirchnerismo al macrismo sin escalas sino que las críticas que le hace el Gobierno por la corrupción evidencian su imposibilidad de mirarse en el espejo: en el año 2003, la diputada Graciela Ocaña lo puso en el ojo de la tormenta por su paso por la gestión menemista.

 

El 6 de mayo de 2003, cuando integraba el bloque de diputados nacionales del Ari, Ocaña presentó un pedido de informes al Poder Ejecutivo sobre los "antecedentes curriculares y gestión" del funcionario Marcelo Daletto, del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social que encabezaba Graciela Camaño.

 

Girado a las comisiones de Legislación del Trabajo y de Legislación Penal, el proyecto requería que se informaran formalmente los detalles referidos a "los antecedentes curriculares de un funcionario del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, que reviste en esa cartera de Estado", en referencia a Daletto.

 

En caso de desempeñarse como responsable de la Dirección de Sistemas Informáticos del Ministerio de Trabajo, que es lo que Ocaña requería en primer lugar, se pedía luego que se confirmara si Daletto "revistió el cargo de subsecretario de la Juventud en el Ministerio del Interior, durante los ejercicios 1998 y 1999, en la gestión del ministro Carlos Corach". Un dato a todas luces cierto.

 

Además, inquiría si la ministra Camaño "recibió de la Oficina Anticorrupción u otro organismo del Estado los antecedentes relacionados con las causas penales iniciadas y vinculadas a la gestión de Marcelo Daletto al frente de la Subsecretaría de la Juventud".

 

Esos antecedentes eran:

 

"a) Incidente de entrega de fondos solicitada por Marcelo Daletto, subsecretario de la Juventud del Ministerio del Interior en autos "Monzó, César Alberto s/delito de acción pública" (causa 13.057/99. Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal 8, Secretaría 15 del doctor Federico Novello).

 

b) "N.N. s/delito de acción pública" (causa 7.298/00, delegada en la Fiscalía Nº 4-A4.531/00. Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Nº 1).

 

c) Causa 6.459/99, caratulada "Ministerio del Interior s/malversación de caudales públicos" tramitada ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 8 - Secretaría Nº 15, a cargo del doctor Federico Novello.

 

En los fundamentos, Graciela Ocaña explicó que "habiendo tomado conocimiento que el responsable de la Dirección de Sistemas Informáticos del Ministerio de Trabajo pudiera ser Marcelo Daletto, y dado que el citado funcionario tiene varias causas penales pendientes que están siendo tratadas en la justicia federal, dudo por los delitos que allí se están investigando que con este tipo de funcionarios, la ministra Graciela Camaño pueda lograr la transparencia que tanto declama en la administración y ejecución de los fondos que el gobierno nacional destina al programa Jefes de Hogar".

 

"Las investigaciones judiciales sobre la gestión de Marcelo Daletto al frente de la Subsecretaría de la Juventud se inician con motivo del oficio de fecha 23/12/99 librado por el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Nº 8, en el marco de la tramitación del incidente de entrega de fondos solicitada por Marcelo Daletto, subsecretario de la Juventud del Ministerio del Interior, en autos "Monzó, César Alberto s/delito de acción pública (causa 13.057/99)", explicó la legisladora.

 

Esa causa se inició por el apoderamiento de César A. Monzo y Gustavo Merech de la suma de $ 75.000 pertenecientes al Profemiso. La devolución parcial de fondos, por parte de Monzo y el posterior reclamo por parte de Daletto, sostuvo Ocaña, "son objeto de investigación", juntamente con las siguientes irregularidades detectadas, dice el proyecto:

 

- Gustavo Merech era el responsable de administrar la caja chica del Profemiso desconociéndose los criterios para esa designación y sus funciones, ya que esta persona no formaba parte de la planta de personal del Ministerio del Interior ni era personal contratado.

 

- César A. Monzo estaba contratado en la Dirección Nacional de Migraciones resultando una observación grave el hecho de delegar la facultad de administrar fondos a una persona que fue contratada en el ámbito de otro organismo.

 

- La tesorería del Ministerio del Interior informó que no libro ningún cheque de la cuenta oficial 84/84 a la orden de Gustavo Merech y César A. Monzo entre el período que va de marzo/99 a enero/00.

 

Los hechos denunciados por Ocaña "podrían configurar delitos de competencia criminal y contribuyen a avalar el sustrato fáctico de la hipótesis de que se habría obligado abusivamente al Estado, sea mediante la contratación de prestaciones innecesarias o excesivas (.) o bien de que se habría utilizado en provecho propio o de un tercero servicios pagados por una administración pública, lo que configuraría el delito de peculado".

 

"Los reconocimientos de los gastos efectuados no cuentan con respaldos que justifiquen el apartamiento de la normativa vigente en materia de contrataciones del Estado, así como tampoco se aclaran las necesidades ni objetivos que motivaron su realización", sostuvo, y detalló:

 

 -Los reconocimientos de gastos en viajes y hotelería donde no se aclaran los motivos que los originaron ni quienes fueron los beneficiarios.

 

-Los reconocimientos de gastos por realización de congresos, eventos, cursos y operativos donde no consta detalle alguno sobre sus características tales como cantidad y carácter de los participantes, actividades, sede o fechas de realización.

 

"En ninguno de los casos analizados consta la autorización previa del gasto suscripta por autoridad competente -se explica en los fundamentos-, la que debe concordar la erogación y una vez efectuada ésta, dictarse el acto administrativo aprobatorio correspondiente".

 

La iniciativa agrega que "si bien en la mayoría de las solicitudes de los adelantos de fondos se consigna que fueron destinados para el financiamiento de determinado evento, una vez rendidos tales adelantos no se adjunta detalle alguno sobre sus resultados y características, de modo tal que pueda relacionarse el gasto con el evento y determinarse la validez de la rendición".

 

"Además del claro incumplimiento legal del destino de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), es grave el hecho que el beneficiario de los fondos transferidos haya sido en definitiva el mismo que los asignó, es decir el Ministerio del Interior", menciona Ocaña, entre otros puntos.

 

El proyecto, presentado en tiempos anteriores a la llegada de Néstor Kirchner al poder, quedó "cajoneado", durmiendo el sueño de los justos como la mayoría de los requerimientos que incomodan al poder. Parece que ser uno de los "ahijados" del matrimonio de Luis Barrionuevo y Graciela Camaño le reportó sus beneficios a Daletto.

 

Otra perlita: la supuesta amante

 

La dirigente del PRO de La Plata, Verónica Babich, amenazó a uno de los Directores de NOVA, mediante la red social Facebook, disconforme con una nota que la nombra, al alertar de forma intimidante: "No sabés con la gente que me muevo yo, y mejor que no tengas que conocerla".

 

Entre los mensajes enviados, por la joven militante del partido de Mauricio Macri, se puede leer textualmente: "querido no entiendo cuando vas a dejar de poner esas cosas q pones en las notas. O la bajas o no sabes el quilombo que se te va a armar, claramente no me conoces, te pensas q porque soy mujer soy boluda?? no sabes lo equivocado q estas" (sic).

 

Lo que molestó e incomodó a Babich es una nota que se la vinculaba sentimentalmente a Daletto. 

 

Antes, Verónica, apodada "Nariz de Chanchito", habría sido amante de Fernando Ponce, referente de la juventud del PRO de la octava sección electoral, y dueño del bar platense Foster, y también se la relacionó sentimentalmente con un diputado provincial actual, perteneciente a la ciudad de las diagonales, durante una pasada campaña política legislativa.

 

Recordemos que tanto Daletto (de quien se dice que tiene un hijo no reconocido con una ex secretaria suya) como Babich, si bien militan en La Plata, se verían   todos los días en lugares íntimos en Capital Federal, donde cumplen funciones junto al ministro de Gobierno de Mauricio Macri, Emilio Monzó, quien además es armador de la campaña del alcalde porteño en su carrera presidencial.


COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »