17 de noviembre de 2012

LA INUNDACIÓN EN LUJÁN

Es indispensable planificar y empezar a tomar medidas

Hace dos semanas el partido de Luján sufrió la peor inundación en 20 años. Alrededor de 2.000 vecinos fueron evacuados y perdieron todos sus bienes o gran parte de ellos. Hoy ya podemos decir que los daños materiales ocasionados por el desborde del río Luján son cuantiosos.

 

LA INUNDACIÓN EN LUJÁN

Es indispensable planificar y empezar a tomar medidas

 

Hace dos semanas el partido de Luján sufrió la peor inundación en 20 años. Alrededor de 2.000 vecinos fueron evacuados y perdieron todos sus bienes o gran parte de ellos. Hoy ya podemos decir que los daños materiales ocasionados por el desborde del río Luján son cuantiosos.

 

Es indudable que los efectos de las lluvias torrenciales que hubo en la provincia de Buenos Aires durante esos días son imprevisibles y que pese a todas las precauciones que se puedan tomar nunca serán bastantes para evitar los daños.

 

Pero también es cierto que la calamidad natural ha dejado al descubierto muchos problemas que nuestro partido arrastra desde hace años. En primer lugar, las condiciones de vulnerabilidad de muchos vecinos, que ante la ausencia de medidas destinadas a facilitar el acceso a un terreno digno se han visto obligados a hacer sus casas en las zonas más bajas junto al río, quedando expuestos ante la primera crecida.

 

Sumado a esto, la falta de controles y relevamientos de los emprendimientos residenciales privados que en los últimos años se han situado en zonas aledañas al río (en todos  los partidos de la cuenca) resulta altamente preocupante. Las diferentes organizaciones ambientales de la cuenca han denunciado una y otra vez estas irregularidades y han alertado sobre la necesidad de estudiar el impacto ambiental de los countries y barrios cerrados que se construyen en el curso bajo del río Luján.

 

En muchas ocasiones, estos emprendimientos residenciales no tienen ningún reparo y alteran el curso del río y sus humedales (creación de lagunas navegables, movimientos de tierra para llegar a los niveles aptos para la construcción de viviendas que nunca se inundarán, etc.) generando un “tapón” que impide el rápido desagote de las zonas inundadas en la parte media (en los partidos de Mercedes, Luján y Pilar) del recorrido del río.

 

Es por eso que resulta fundamental que el gobierno tome medidas tendientes a ayudar a nuestros vecinos más humildes y a penalizar la especulación inmobiliaria que ocasiona enormes problemas en nuestra comunidad.

 

Enterados de que en estos días funcionarios de la provincia de Buenos Aires están reuniéndose con autoridades del gobierno local, queremos señalar que un plan de trabajo –que es imprescindible que considere a toda la cuenca del río Luján– destinado a buscar soluciones duraderas al problema de la inundación, no puede eludir estos temas:

 

*  Establecer un plan de reubicación de las familias que están asentadas en las riberas del río. En ese sentido, estamos convencidos de que es necesario contemplar este problema en el código de ordenamiento urbano (COU) que se está discutiendo actualmente en el Concejo Deliberante. Porque al mismo tiempo que se destinan 9.000 hectáreas a countries y barrios cerrados (más que duplicando las 4.000 hectáreas actuales pobladas al 40% de su capacidad), el proyecto de Código no contempla la asignación de tierras para vivienda social o sectores de bajos recursos

 

*  Iniciar un plan de trabajo destinado a regularizar el control y/o relevamiento de todos los emprendimientos privados situados en la cuenca del río Luján. Para que esa tarea sea consistente y se puedan tomar medidas al respecto señalamos que todas las acciones deben ser abiertas y públicas; nuestra comunidad debe estar informada y debe poder conocer, evaluar y aprobar aquellos proyectos que cuyo impacto ambiental sea nulo y rechazar aquellos que agreguen nuevos problemas sobre los ya existentes.

 

Todo lo que se haga debe formar parte de un plan integral tendiente a recuperar el uso del río y la ribera como espacios públicos, como recurso natural estratégico y como fuente de ingresos municipales que, mediante un turismo responsable, permita financiar mejoras para nuestra comunidad

 

*  Por eso resulta fundamental que se tomen medidas en relación con los emprendimientos comerciales que están en la ribera del río abonando cánones ridículos con concesiones que están vencidas hace años y cuyos titulares no cumplen los requisitos mínimos de mantenimiento y limpieza de la ribera ni de atención adecuada al turista o vecino. Entendemos que es preciso que se informe a la comunidad sobre un plan de trabajo que establezca claramente los objetivos, los  plazos de ejecución y los modos de operación.

 

*  Es impostergable la reparación de la planta depuradora del barrio San Bernardo y la puesta en marcha de la planta de Open Door. Actualmente todos los desechos cloacales van al río sin ningún tratamiento ¿Hasta cuándo se mantendrá esta escandalosa situación?

 

*  Resulta indispensable implementar un calendario de controles periódicos de todas las industrias que están cerca del río. En este sentido, resulta preocupante que hasta hoy no haya información disponible del relevamiento que hace unos meses hizo el OPDS de todas las industrias del partido de Luján. Otra cuestión vital es saber con urgencia dónde se instalaran los nuevos parques industriales contemplados en el COU y cuáles son las industrias que se mudarán a esos nuevos parques.

 

*  Finalmente, entendemos que la participación del gobierno municipal en el Comité de Cuenca debe considerar estas cuestiones y promover el intercambio y consulta con todas las organizaciones sociales y ambientales de nuestro partido con el fin de que estos espacios puedan presentar propuestas que tengan el consenso y el apoyo de toda población.

 

Sobre la base de la búsqueda de soluciones y de la elaboración de planes para resolver estos problemas, entendemos que la posibilidad de otro desastre ambiental en Luján podrá tener un impacto mucho menor porque encontraría a una comunidad informada, organizada y solidaria frente a la situación. Es hora de que el gobierno dé las primeras señales.

 

Río Luján S.O.S.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »