2 de noviembre de 2012

El río Luján entró a la Basílica y evacuan a más vecinos

El intendente le reclama obras hídricas al gobierno bonaerense ASI PUBLICO PERFIL

 

El curso hídrico del río Luján, que desbordó ayer, creció esta mañana de 4,82 metros a 5,10 metros, provocando el ingreso del agua a la Basílica y el ascenso de la cantidad de personas que abandonaron sus casas, que pasaronde 300 a 550, entre "evacuados y autoevacuados"

Así lo informó el intendente de ese partido del norte del Gran Buenos Aires, Oscar Luciani, quien además advirtió que "este crecimiento es totalmente diferente" al de los últimos años y lo atribuyó a la falta de "limpieza" del río, por lo cual reclamó al gobierno bonaerense que inicie pronto "un dragado a fondo", debido a que el último fue concretado en 1980.

Luciani, pidió "velas para esta noche" con el fin de que sean usadas por los habitantes del partido que se quedaron sin energía eléctrica tras el desborde del curso hídrico, al considerar que "no va a ser rápido el escurrimiento del agua" y desconocer "cuándo ocurrirá", mientras solicitó también "agua potable, alimentos no perecederos, ropa y pañales", informó DyN

"Hay 150 evacuados y 400 autoevacuados", informó esta mañana a la prensa Luciani, del Partido Vecinalista (PV), y alertó que "este crecimiento es totalmente diferente a los anteriores", al tiempo que lo atribuyó a que el río "necesita una limpieza: un dragado a fondo".

El intendente de Luján se quejó de que, en los últimos años, "se realizaron pequeñas obras de limpieza" y exigió al gobierno bonaerense "obras para lograr un saneamiento mayor".

No obstante, destacó que se realizó recientemente "una licitación" para concretar un dragado en el curso hídrico, pero lamentó no tener precisiones de "cuándo" comenzará y se esperanzó con que empiece al menos "el año próximo".

"En la zona afectada por el desborde del río Luján, está totalmente cortada la energía eléctrica. Por eso, pedimos velas, como lo hicimos para anoche, ya que serán necesarias esta noche porque no va a ser rápido el escurrimiento del agua y desconocemos cuándo ocurrirá", sostuvo el jefe comunal.

Luciani, además, solicitó "donaciones de agua potable, alimentos no perecederos, ropa y pañales", ya que estimó que no alcanzarán "los dos camiones" con productos que enviaron anoche "la Provincia y la Nación".

El aumento del curso hídrico provocó además que el agua ingresara finalmente en la Basílica de Luján, pese al trabajo de socorristas y agentes municipales que intentaban evitar que se inundara. Sin embargo, trascendió que el agua no comprometió el patrimonio religioso.

La Municipalidad decretó ayer el alerta naranja producto de las inundaciones en Olivera y Jáuregui, otra localidad del distrito, además de las del casco céntrico y la zona de la basílica, ubicada en San Martín 50.

La avenida Nuestra Señora de Luján, la principal de la ciudad, permanecía"cubierta en forma total por el agua" en el tramo situado a "unos 100 metros" de la catedral, en el punto más alto del partido, precisaron fuentes eclesiásticas.

Además, continuaban anegadas casi todas las calles del barrio Padre Varela, donde muchos habitantes partieron hacia casas de amigos o familiares.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »