Jueves 20 de Junio de 2024

Hoy es Jueves 20 de Junio de 2024 y son las 09:03 -

ACTUALIDAD

25 de abril de 2024

Transformación y renovación: La abdominoplastia después de la pérdida de peso

Por el Dr. Juan Manuel di Diego, M.N 103503. Cirujano Plástico. Director médico CRENYF y el Dr. Facundo Serra M.N 172193. Cirujano general, staff del equipo del Dr. di Diego.

En Argentina, más del 60% de los adultos enfrentan problemas de sobrepeso, con un 23% lidiando con obesidad severa. Superar el sobrepeso es un logro significativo, pero frecuentemente conlleva el desafío del exceso de piel. Este problema, lejos de ser solo estético, puede tener un impacto considerable en la calidad de vida dado que los pacientes pueden presentar problemas dérmicos en pliegues e incomodidad al vestir.

 

El principal motivo de consulta en cirugía plástica, luego de una gran pérdida de peso, es la flacidez en el abdomen. La cirugía que realizamos para tratarlo se llama abdominoplastia.

¿Qué es la Abdominoplastia? Es una cirugía que remueve el exceso de piel y tejido adiposo del abdomen, tensando los músculos de la pared abdominal. Este procedimiento redefine la silueta y puede aliviar problemas físicos asociados con el exceso de piel.  No solo mejora la apariencia física, sino que también promueve el bienestar psicológico y emocional, completando así la transformación personal.

 

Hay distintos tipos de abdominoplastias:

  • Mini abdominoplastia. Donde la incisión es similar a la de una cesárea y está indicada en pacientes con un exceso de piel mínimo o que no buscan un gran tensado de su piel abdominal y mejorar su estética general.
  • Abdominoplastia convencional. La incisión es más grande que una cesárea, pudiendo llegar a ambas caderas. Se utiliza cuando hay un exceso considerable de piel o el paciente busca una gran tensión en su pared abdominal. En esta cirugía, y las siguientes, el ombligo es necesario reposicionarlo, quedando una cicatriz vertical de 2cm a la vista, que con el tiempo desaparece, aunque es un punto importante a discutir con los pacientes.
  • Abdominoplastia extendida y abdominoplastia circunferencial. La abdominoplastia extendida lleva su nombre dado que la cicatriz final es similar a la convencional, extendiéndose algunos centímetros. En la abdominoplastia circunferencial, la cicatriz rodea en 360 grados la cadera. Se utiliza en pacientes con grandes excesos de piel, tanto del abdomen como de la espalda y resulta de agrado el los pacientes que padecen de flacidez en la piel de los glúteos ya que los reposiciona.
  • Abdominoplastia flor de lis. Es la abdominoplastia menos realizada dado la visibilidad de su cicatriz. Se la recomienda en pacientes con un gran exceso de piel en el abdomen, con pliegues horizontales y verticales, que no pueden ser tratados solo con una cicatriz horizontal que se puede esconder por debajo del traje de baño.

 

De manera frecuente la abdominoplastia se complementa con liposucción para eliminar depósitos de grasa localizados, lo que permite una remodelación más completa y resultados más satisfactorios. La liposucción en el 100% de los casos debe ser 360 grados lo que significa que se lipoaspira el abdomen, los flancos y la espalda, dando así un resultado uniforme y acorde a todo el contorno corporal. La lipoaspiración suma tiempo de cirugía y de reposo, pero también da el resultado deseado por la mayoría de los pacientes, marcando los músculos que se trabajaron en el descenso de peso y las líneas deseadas, propias del paciente, pero ocultas por la piel y tejido adiposo localizado.

 

¿Hay un momento Ideal para la Cirugía? Es crucial que el peso del paciente se haya estabilizado y que se mantenga un estilo de vida saludable antes de considerar la cirugía. No hay un tiempo específico, pero recomendamos esperar al menos 12 meses después de haber iniciado el camino y una vez que el descenso de peso de haya estabilizado. Esto es muy importante, dado que la cirugía se construye para el cuerpo que tiene la persona en ese momento, si se desciende o aumenta de peso, el cuerpo cambiara y también el resultado final.

 

Algunas preguntas frecuentes que suelen aparecer entre los pacientes:

  • ¿Cómo es el manejo del dolor postoperatorio? Con medicamentos y seguimiento adecuado, el manejo del dolor es muy efectivo, permitiendo una recuperación más cómoda.
  • ¿Es necesario usar faja? Si, en el 100% de los casos es necesario. El tiempo y el tipo de faja cambia según la abdominoplastia que requiere el paciente.
  • ¿Cuánto tiempo dura el proceso de recuperación? La mayoría de los pacientes pueden retomar actividades ligeras dentro de 2 a 4 semanas, con un programa de recuperación activa adaptado a sus necesidades. Nosotros promovemos una recuperación activa, sumando kinesiología con drenaje linfático y ultrasonido luego de la cirugía, y actividad física con seguimiento cercano a las dos semanas.
  • ¿Los resultados son permanentes? Con un peso estable y un estilo de vida saludable, los resultados de la abdominoplastia pueden ser duraderos.

 

En conclusión, se puede decir que la abdominoplastia después de la pérdida de peso es más que un procedimiento estético; es el último paso hacia una transformación personal integral. Con profesionales idóneos y una buena selección del paciente, los resultados son buenos y duraderos, proporcionando bienestar al paciente.

COMPARTIR:

Comentarios