POLITICA

27 de octubre de 2012

El poder después de Néstor, “relato faccioso” de una muerte

El dolor de su histórica compañera se convirtió en una cuestión de Estado. El ascenso al trono partidario. Videos de la construcción del mito y el luto.

 

VIDEOS: El compañero | El militante | El legado Edición y redacción: Ursula Ures Poreda | Investigación: Emiliano Arnáez | Edición de Video: Silvina Palumbo | Diseño de intro de video: Alexis Moyano | Edición fotográfica: Angel Gastón Díaz

 

Enlaces

La presencia de Néstor Kirchner durante los primeros años de Cristina Fernández como presidenta trajo consigo no sólo certezas, sino también discusiones. El carácter intempestivo de su forma política al entrar en la Casa Rosada en 2003 no había bajado su intensidad, aun cuando ya fuera expresidente y senador, y artífice de lo que la oposición prefirió llamar “doble comando” del poder.

Como una continuidad de esa forma partidaria, su muerte abrió un panorama incierto. Ya sin el incansable compañero del binomio político, la figura de la Presidenta se reformuló no sólo en su imagen personal, sino que se convirtió en el apóstol del relato kirchnerista, nacido a pocas horas del fallecimiento del Néstor hombre. Contra cualquier expectativa de una nueva Cristina en la asunción de su segundo mandato presidencial, la mandataria no sólo mantiene su apuesta como artífice de la memoria política de su esposo, sino que refuerza su política para construir unaversión contemporánea de los mejores mitos peronistas.

Entre el reconocimiento militante y, en parte, auténtico y la planificada construcción de la inmortalidad del referente absoluto del oficialismo, la viudez presidencial oscila entre el dolor personal y la formulación de unluto de Estado casi religioso. Con ella, el mensaje oficial de una memoria partidaria que pretende superar cualquier relato.

Aunque augura el fin de un ciclo, para el doctor en Filosofía y director del Programa de Historia Política (PHP) del Instituto de Investigaciones Gino Germani (IIGG), Marcos Novaro, el luto K es parte de un intento por mecanizar, desde un “relato faccioso”, el mito partidario de un nuevo (y discutido) héroe de la emparchada Patria Grande.

Seguir leyendo. Páginas: 1 2 3 4 5

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »