MEDIOS

9 de septiembre de 2012

Un periodista de la TV Pública criticó la huelga de hambre de la "escatológica" Marcela Pacheco

Según Salim Sad, a la exconductora le habían ofrecido trabajo pero no aceptó. "¿Es censura no aceptar los comentarios sobre su ovulación?".

 

En un comunicado que envió a a la prensa, Salim Sad, locutor y periodista de la TV Pública, responde a “la burda acusación” contra el canal estatal por parte de la periodista Marcela Pacheco.

Semanas atrás, Marcela Pacheco dijo a Perfil.com que se encuentra bajo una huelga de hambre para pedir trabajo en los medios.   La perdiodista había señalado que fue “el público” el que le quitó la palabra y pidió que se la vuelvan a habilitar. "Soy grande y no me banco que me digan qué decir y hacer". Además, respecto del canal 7, afirmó que "ahora está La Cámpora y nosotros somos todos pelotudos que obedecemos al poder de turno. No podemos bancarnos cualquier cosa".     Frente a estas declaraciones fue que Salim Sad brindó su versión de los hechos.   "Marcela, a quien conozco desde los ’80 (época en la que tanto ella como yo cumplíamos turnos de locutores en emisoras de radio), fue incorporada de repente como Presentadora", señala en el comunicado que envió a los medios y agrega: “El desembarco sorpresivo de esta inefable periodistaprovocó mi desplazamiento de la conducción- del Noticiero de Medianoche- y el de los demás co-presentadores”.   Más adelante sostiene que “cuando finalizó su último contrato le ofrecieron otro programa y, según tengo entendido, no aceptó”.   A lo largo del documento, el locutor y periodista critica el estilo descontracturado y espontáneo de la ex conductora. “Rechazar que volviera a inflar con su boca un preservativo, en vivo, para soltarlo a navegar en el centro de la imagen de pantalla, o considerar que no ayudaban a transmitir las noticias sus caras de asco y gestos desagradables, o no admitir que se olvidara de los nombres y apellidos que debía mencionar, o no soportar comentarios escatológicos -entre nota y nota- referidos a su ovulación… ¿es censura?”, disparó.   Para finalizar, Sad expresó que haber dado a conocer la situación de Pacheco "agravia la ética elemental de la profesión que elegí".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »