POLITICA

8 de septiembre de 2012

LA ESTAFA DE LA JUBILACIÓN ESTATAL

Perón dijo: el sistema jubilatorio estatal es una estafa.
La Corte Suprema exigió al Gobierno una ley fijando el aumento de las jubilaciones para evitar las demandas que colapsaban los tribunales. Por ley,

 

el Gobierno estableció un ajuste compensatorio de la inflación, que lo calcula  con sus propios índices, incumpliendo el espíritu de la Constitución. Hay una  nueva avalancha de demandas judiciales. Las jubilaciones mínimas son irrisorias con millones de jubilados que reciben sumas insuficientes para su subsistencia, sin considerar los medicamentos falsos en las Obras Sociales, con delitos que investiga la Justicia. Jubilados y pensionados con la jubilación mínima, viven en la indigencia y podría decirse  que con los ajustes, se les tira un hueso  para que se entretengan.  La política del Gobierno en las causas judiciales es apelar sistemáticamente, lo que demora años las sentencias y cuando están firmes se inicia el trámite de cobro, que requiere también años de burocracia.  En la estatización de las jubilaciones privadas, violando el derecho de propiedad de la Constitución, los fondos debían destinarse a jubilados. La información periodística es que se usan para pagar subsidios y préstamos al Gobierno a tasas inferiores a la inflación. Las irregularidades son lo normal. Perón tenía razón: es una estafa. El sistema debe modificarse.    07-9-2012     

Dr. Marcelo Castro Corbat
Centro Segunda República
segundarepublica@fibertel.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »