POLICIALES

3 de septiembre de 2012

Denuncian que detrás del Triple Crimen existió "una mafia"

Un hermano de una de las víctimas afirmó que "cinco personas solas no pudieron hacerlo". El fiscal Bidone admitió que "faltan testigos directos" para probar la culpabilidad.

Diego Ferrón, hermano de uno de los tres empresarios farmacéuticos víctimas del triple crimen de General Rodríguez, denunció esta mañana que sólo los cinco acusados de los homicidios no cometieron los asesinatos y que hubo "mucha mafia" detrás del caso, ocurrido hace más de cuatro años.

Ferrón, hermano de Damián, dialogó con la prensa frente a los tribunales de la ciudad bonaerense de Mercedes, donde estaba previsto el inicio del juicio, y argumentó que "no pueden haber cometido semejante hecho cinco personas nada más", por Víctor y Marcelo Schillaci, Cristian y Martín Lanatta, e Ibar Esteban Pérez Corradi.

Añadió que su hermano y las otras dos víctimas, Sebastián Forza y Leopoldo Bina, "fueron secuestrados a plena luz del día" y sus cadáveres "estuvieron seis días refrigerados", y completó: "Hay que tener tres cuerpos seis días guardados, ¿no?".

"Fue un caso muy horroroso, muy oscuro con mucha mafia, mucho poder por atrás", enfatizó Ferrón y añadió que "cinco personas nada más, tanto Pérez Corradi, los dos Lanatta y los Schillaci, no pueden haber cometido semejante hecho".

Por último, consideró que "hubiera sido muy bueno un tiempo más" para dar inicio al juicio, con el fin de "ver" si "encontraban a Pérez Corradi", empresario farmacéutico que permanece prófugo desde marzo último y está señalado como autor intelectual de los crímenes. Forza, quien en 2007 había aportado fondos a la campaña electoral de la fórmula Cristina Fernández-Julio Cobos, había denunciado a Pérez Corradi poco antes de su desaparición por amenazas.

Por su parte, El fiscal Juan Bidone, a cargo del caso por el triple crimen de General Rodríguez, admitió esta mañana que "faltan testigos directos" para probar la culpabilidad de los acusados e indicó que "tendría que haber un tiempo más de investigación" antes del juicio oral que comienza hoy en Mercedes.

Sostuvo que "hay herramientas técnicas que nos pueden ayudar" como el entrecruzamiento de llamadas telefónicas, "el peritaje balístico", "la tierra del lugar del hecho" y las "marcas de tierra en las ropas y calzado". Bidone reiteró su hipótesis de que a Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón "los matan porque había tres actividades dando vueltas: relacionadas con medicamentos, las actividades financieras y con el tráfico ilegal de efedrina".

Miguel Ángel Pierri, abogado de las familias de las víctimas, denunció en tanto que "no hay duda de que hubo zona liberada" por parte de "malos policías y agentes de inteligencia" para facilitar los asesinatos. "Si no tenés cobertura para actuar libremente (el crimen era) imposible porque en la zona donde fueron encontrados asesinados hay vecinos muy cerca y es un camino transitado, no abandonado como dijeron muchos", sostuvo el letrado en declaraciones a radio La Red.

El inicio de la audiencia fue a las 10 de esta mañana en el edificio judicial de la calle 27 número 600, de la ciudad bonaerense de Mercedes, donde el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 prevé escuchar a casi 400 testigos durante al menos dos meses.

Los cadáveres de Forza, Ferrón y Bina fueron encontrados el 13 de agosto de 2008 en un descampado del partido bonaerense de General Rodríguez, acribillados a disparos y atados con precintos, seis días después de que se reportaran sus desapariciones.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »