POLITICA

29 de agosto de 2012

La Ciudad separó a docentes que hicieron una parodia de Macri y de Bullrich en un acto

Ocurrió en una escuela primaria de Monte Castro. Según el Gobierno porteño, efectuaron ante los alumnos una "representación disvaliosa" del jefe de Gobierno y el titular de Educación.

 

Una nueva polémica vuelve a enfrentar al Gobierno porteño y los sindicatos de la Educación. Esta vez, el detonante fue la sanción a seis docentes de una escuela primaria de Monte Castro, que en un acto escolar realizado en marzo efectuaron una parodia del jefe de Gobierno Mauricio Macri y el titular del área, Esteban Bullrich.


El episodio se produjo en la Escuela Nº3 "Monte Castro", ubicada en Alvarez Jonte al 4600. Se trata de una institución pionera en la educación pública del barrio, de fuertes lazos con la comunidad. Según la Ciudad, los maestros realizaron -ante los chicos- una "representación disvaliosa" de las figuras de Macri y de Bullrich, en medio de unadramatización sobre el cierre de cursos.


Según el Gobierno porteño, un padre que asistió al acto "fue el encargado de filmar el video y de entregarlo a las autoridades ante el malestar causado", por lo que las autoridades resolvieron iniciar un sumario. Finalmente, la cartera de Educación dispuso "apartar del cargo a la Directora, a la vicedirectora, a la secretaria, dos docentes y un bibliotecario por haber vulnerado varias de las obligaciones contempladas en el artículo Nº6 del Estatuto Docente".


La decisión generó un enérgico rechazo de los gremios del sector y también de espacios opositores. El secretario general de UTE, Eduardo López, aseguró al respecto que "este gravísimo hecho confirma lapolítica persecutoria del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hacia quienes piensan distinto sentando un precedente inédito en 30 años de democracia". Y afirmó que "Macri y Bullrich avanzan sobre la libertad de expresión sumando, a la persecución, el castigo a los que expresan sus ideas". 


Por su parte, el legislador Francisco "Tito" Nenna (FpV) opinó que "en lugar de apartar a los directivos, Macri debería tomar licencia para afrontar su inevitable juicio oral y Bullrich tendría que asumir que no está preparado para el cargo que ejerce y dar un paso al costado". María Elena Naddeo, del Frente Progresista y Popular, consideró que "no hay antecedentes de este tipo de medidas en el período democrático y sabemos que sólo se han aplicado en casos realmente graves". 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »