22 de agosto de 2012

Negocios y misterios del prestamista argentino hallado muerto en Punta

Su jefe incógnito y el vínculo con los clientes de los grandes casinos esteños. El cheque de 150.000 dólares que no apareció. La hipótesis.

 

Hasta ahora, la Policía uruguaya no quiso develar para quién trabajaba el prestamista que apareció esta madrugada flotando muerto en la orilla de la playa Mansa, en la parada 1, a solo 150 metros de donde vivía.

Eduardo Javier Vélez (46 años) era fanático de los asados y se desvivía por sus dos hijos mellizos de 8 años. Desde hace 13 años se mudó con su mujer a Punta del Este y trabajó para el exclusivo Casino-Resort Mantra de La Barra. Allí hizo contactos de altísimo nivel: era el representante de unos de los prestamistas argentinos más poderosos de la Costa uruguaya.

Su mujer negó que fuera un suicidio ni que el financista tuviera deudas, problemas con deudores o de salud.

No obstante, en Punta del Este algunas versiones comentaban que el financista argentino superó un cáncer hace pocos meses. Los investigadores, en tanto, "siguen todas las hipótesis": suicidio, asesinato por encargo (el año pasado hubo un caso resonante en Punta del Este) o incluso un robo.

El posible móvil: según allegados, Vélez llevaba un cheque de 150.000 dólares la madrugada del lunes -fue visto por última vez a la 2.38 saliendo del Casino Mantra- que debía depositar en su cuenta. Pero el documento no apareció entre las olas, sus pertenencias y la arena. 

Prefectura Naval de Punta del Este informó que Vélez sólo llevaba unabilletera, su teléfono celular y las llaves de una camioneta particular. Vestía una camisa blanca, un jean azul, zapatillas blancas y una campera roja.

Madrugada de tensión. La esposa de la víctima, preocupada por la demora en su regreso, llamó a las 5 de la madrugada a un amigo de su esposo propietario de una empresa de alquiler de autos. Este allegado le confió a la mujer que Vélez le había dicho que “tenía laburo para toda la noche”. Luego el financista partió hacia La Barra para atender a sus clientes apostadores.

Además de ser prestamista "de palabra" con altísimos intereses, medios locales señalaron que Vélez también era un hombre conocido por apostar "muy fuerte" en los casinos Mantra y Nogaró de Punta del Este. Desde que arribó a Punta del Este, Vélez era el encargado se acercar a las salas de Mantra nuevos clientes adinerados de Buenos Aires para desplazar el dominio del afamado Hotel Conrad.

La jueza penal de turno, Marcela Vargas, y al fiscal Luis Pacheco, mantienen el caso con total hermetismo luego que el caso se filtrara a los medios. Perfil.com intentó dialogar con ex compañeros del financista argentino en el Casino Mantra, pero estos respondieron que desde la Justicia y la Policía "les impusieron" un silencio de 48 horas con la prensa.

La autopsia. El cadáver fue ubicado poco antes de las 08:00 de la mañana por varias personas que habitualmente acorren a primera hora de la mañana por la rambla “Claudio Williman” de la Playa Mansa. Poco después, el cuerpo fue retirado del mar por marinos de la Prefectura de Puerto.

El médico forense Gustavo Ventura apuntó que se trató de una "asfixia por sumersión" y estimó que la muerte había ocurrido pocas horas antes, entre "seis u ocho horas", precisó. El resultado final de la autopsia culminará luego de que el Instituto Técnico Forense le exámenes de sangre y órganos, informó el diario Correo de Punta del Este.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »