22 de agosto de 2012

Culmina el juicio a la fumigación. Sigue la lucha en las calles

A las 9:30 de la mañana los acusados dijeron sus últimas palabras antes del veredicto, pidiendo ser liberados.

 

Culmina el juicio a la fumigación. Sigue la lucha en las calles

 

A las 9:30 de la mañana los acusados dijeron sus últimas palabras antes del veredicto, pidiendo ser liberados. Los jueces se retiraron a deliberar, dijeron que volverían a la sala poco después de las 14. Finalmente, pasadas las 19, a sala llena, dieron su fallo: Gabrieli, absuelto; Parra, culpable; Pancello, culpable. Penas de 3 y cuatro de prisión condicional, y trabajos comunitarios.

Sabor agridulce: Alegría porque fueron declarados culpables y se comprueba el delito, broncas porque no irán a prisión.

Después de 10 años de lucha iniciados por las Madres de Ituzaingó, un paso histórico: se comprobó que hubo delito, que las fumigaciones dañan, que no se puede permitir que esto vuelva a ocurrir.

Voces al término de la lectura del veredicto.

Audios:

María Godoy, Madre de B° ituzaingó
Medardo Avila, Médico querellante 
Laura Gallo, Colectivo Paren de Fumigar

 

Toda la cobertura de los juicios: http://www.juicioalafumigacion.com.ar/

Nota complementaria:

La Cámara Primera del Crimen de la central ciudad de Córdoba sentenció a tres años de prisión de ejecución condicional al productor rural Francisco Rafael Parra, a quien condenó además a hacer trabajos comunitarios durante cuatro años y le prohibió utilizar durante ocho años productos agroquímicos.

El tribunal también condenó al piloto fumigador Edgardo Jorge Pancello a tres años de prisión de ejecución condicional, por lo que durante ese plazo deberá realizar servicios comunitarios.

Además, el piloto quedó inhabilitado para aplicar productos agroquímicos durante diez años.

En tanto, otro productor rural, Jorge Alberto Gabrielli, resultó absuelto por unanimidad.

Los tres imputados fueron sometidos a juicio por la contaminación del barrio cordobés de Ituzaingó Anexo, vecino a zonas de cultivo de soja, con agroquímicos -glifosato y endosulfan- esparcidos mediante fumigaciones aéreas no autorizadas.

Gabrielli y Parra son dueños de campos de soja vecinos al barrio, mientras que Pancello es dueño de un avión fumigador.

Durante este juicio, que se inició en junio pasado, se presentó un informe que demostró que al menos 114 menores de un total de 142 que residen en el barrio Ituzaingó Anexo tienen agroquímicos en su organismo.

El estudio entre los menores se desarrolló entre 2010 y 2011 en el marco de un plan del Gobierno argentino para determinar la situación sanitaria del barrio a raíz de las denuncias de los vecinos.

Las voces de alerta en Ituzaingó, una barriada pobre de unos 5.000 habitantes de periferia de Córdoba, comenzaron a sonar en 2001 con la constatación de casos de cáncer y malformaciones que los vecinos asociaron a las fumigaciones con plaguicidas.

En Argentina se utilizan anualmente entre 200 y 240 millones de litros de glisofato, un potente herbicida destinado al cultivo de la soja transgénica, oleaginosa que desde su desembarco en el país, en 1996, se ha expandido hasta unas 20 millones de hectáreas.

ENCUENTRO DE PUEBLOS FUMIGADOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
 

 

Sábado 25 de agosto desde las 9,30hs
Ciudad de Tandil, Provincia de Buenos Aires


10hs: Presentación de los participantes

11hs: Trabajo en pequeños grupos en 4 ejes - los mismos del Encuentro Nacional en Córdoba.
1 - Situación en el territorio
2 - Movidas vecinales
3 - Aspectos legales locales y provinciales
4 - Relación con el poder político.

13hs: almuerzo

14hs: Trabajo en pequeños grupos para sacar conclusiones.

16hs PLENARIO:
- Compartir conclusiones
- Elaborar propuesta para el Encuentro Nacional de Chaco en noviembre
- Evaluar Campaña Nacional Paren de Fumigarnos.

POR FAVOR CONFIRMAR PRESENCIA CUANTO ANTES.
CUANTOS VIENEN
CUANDO LLEGARIAN Y CUANDO PARTIRIAN POR EL TEMA DE LOS ALOJAMIENTOS
Comunicado de Prensa

 

Comunicado de Prensa

 

La “Campaña Paren de Fumigarnos” recibirá las firmas recolectadas para la sanción de la ley que prohíba las fumigaciones aéreas

 

 

Santa Fe, 22 de agosto de 2012

 

 

 

 

 

Representantes de la campaña provincial "Paren de Fumigarnos" recibirán este jueves a las 10,30 horas en la Sala de Prensa del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Medicas de la Universidad Nacional de Rosario las firmas recolectadas por docentes y estudiantes de la Materia Salud Socioambiental y el Programa Ambiente Saludable de la Secretaria de Extensión Universitaria de esa facultad y que junto a las recogidas por vecinos de la provincia, "solicitan a la LEGISLATURA PROVINCIAL la sanción de una ley que prohíba las fumigaciones aéreas y restrinja las terrestres a una distancia no menor a 800 metros de zonas pobladas."

 

El antecedente de la condena penal en la vecina provincia de Córdoba a un empresario agropecuario y un aeroaplicador por contaminación con agroquímicos refuerza la necesidad de la urgente sanción de las mínimas medidas de protección solicitadas, confirmada por el acompañamiento de integrantes de esa facultad.

 

Invitamos a medios locales y autoridades de la Universidad a compartir evento tan trascendente, revelador del compromiso asumido por  esa Alta Casa de Estudios con la defensa de la vida y el medio ambiente del que ella depende.

 

 

LA NUEVA LEY DE AGROQUIMICOS DEBE PRIORIZAR LA SALUD SOBRE LOS NEGOCIOS

 

 

Anuncios en medios radiales del inminente tratamiento en el Senado provincial de una modificación a la ley que regula el uso de agroquímicos genera preocupaciòn en las poblaciones afectadas por las fumigaciones. Desde la campaña Paren de Fumigarnos advertimos que tras la presentaciòn del pedido formal de cambios profundos a la vieja ley 11273/95, en septiembre pasado, con aval de organizaciones de más de 50 poblaciones y un centenar de instituciones, nunca fuimos  convocados  para debatir sus fundamentos.

 

Porque conocemos el poder de "lobby" de las empresas multinacionales y sus socios vernáculos que lograron frenar un modesto proyecto llegado de la cámara de diputados,  no podemos menos que expresar nuestro temor sobre el contenido de lo que se anuncia como "una buena ley". Existiendo intereses contrapuestos, la pregunta es ineludible: ¿buena para quién? 

Porque conocemos que varios legisladores son a la vez empresarios agropecuarios, a la hora de legislar también nos preguntamos si el interés general podrá prevalecer sobre el personal. Elementales principios republicanos aconsejarían la auto exclusión en debates que involucren intereses propios, de idéntica génesis que aquéllos que se aplican a magistrados. 

 

Mientras tanto, el tiempo ha seguido pasando y los padecimientos creciendo, al compás del aumento de litros y toxicidad del veneno utilizado;  y aquéllo que ayer parecía razonable hoy resulta ya insuficiente.  

 

Las fumigaciones aéreas constituyen verdaderos ataques contra población civil indefensa y deben ser totalmente prohibidas así como alejadas las terrestres a un mínimo de 1000 metros, por los fundamentos científicos publicados, en concordancia con la petición fiscal en el caso "Ituzaingó".

 

Como parte de esa inmensa mayoría del pueblo preocupada por el agravamiento de su salud, exigimos a quienes fungen como nuestros representantes la resolución de los problemas sanitarios y ambientales con prioridad sobre los negocios. Ese es el mandato. 

 

 

¡¡¡ No más vuelos tóxicos !!!

 

¡¡¡ Zona de resguardo de 1000 metros para fumigaciones terrestres !!!

 

 

Movimiento de Pueblos Fumigados

Campaña Paren de Fumigarnos - Santa Fe - 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »