POLITICA

6 de agosto de 2012

Pedraza se durmió en el inicio del juicio por el asesinato de Ferreyra

La primera audiencia transcurrió con el titular de la Unión Ferroviaria dormido en varios momentos del debate. El "incendio" de los papeles de un abogado y las bromas del juez

 

Vestido con camisa blanca, pulóver gris con botones, a José Pedraza se lo observó dormitar en distintos momentos de la audiencia y "cabecear" en otros.

En los distintos intervalos de la audiencia, Pedraza saludaba y le mandaba besos con sus manos a sus familiares y amigos que se ubicaron en el entrepiso de la sala de audiencias, donde estaban los allegados a los imputados.

Inclusive, cuando terminó la audiencia, cerca de las 18, Pedraza salió esposado haciendo la "V" de la victoria –clásico gesto peronista– hacia su familia.

A pesar de que Pedraza es el acusado más importante, el mayor protagonismo de la primera audiencia la tuvo Horacio Días, presidente del Tribunal Oral en lo Criminal 21, quien con respuestas irónicas y con humor despertó la risa del público.

"Hago un cuarto intermedio de cinco minutos porque ya no aguanto más de hacer fuerza", en clara referencia a que tenía que ir al baño, pero la fiscal María Luz Jalbert le respondió que fueran 10 minutos porque ella tenía la misma necesidad.

"No, sólo cinco. Si quiere venga conmigo, qué quiere que le diga", le respondió el juez.

En otro tramo, los defensores hacían sus planteos de nulidades y uno a uno iban adhiriendo al principal hasta que al finalizar la ronda de abogados Días se dirigió a una letrada que no había hablado y le preguntó: "¿Usted, doctora, ya que está, no adhiere?".

El abogado del delegado Pablo Díaz pidió que su defendido sea regresado al penal porque se había levantado a las 4 y mañana tenía que volver al juicio, a lo que la abogada querellante María del Carmen del Verdú le respondió que todos estaban cansados.

El juez Días le contestó con un tecnicismo que no está en el Código Penal: "Doctora, no me caliente el ambiente".

El momento en que toda la sala estalló en risa lo protagonizaron Días y Oscar Igounet, defensor del ferroviario Guillermo Uño.

Igounet planteaba sus nulidades cuando de repente dijo: "Se me prenden fuego los papeles", porque los tenía sobre la luz del escritorio que le asignaron.

"Si estuviese (Hugo) Chávez diría que había olor a azufre", dijo el juez en referencia al presidente de Venezuela, quien en una conferencia de la ONU dijo que olía a eso por la presencia de su par de los Estados Unidos, Barack Obama, a quien comparó con el diablo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »