27 de junio de 2012

Cristina Kirchner: "Esto no es un River-Boca; necesitamos ganar todos"

En la previa del acto de la CGT, la Presidente se refirió a la situación que vive la economía global y volvió a pedir "solidaridad" con el modelo. Criticó los costos del transporte

 

Cristina Kirchner fue recibida hoy por el gobernador Claudio Poggi y por el intendente de San Luis, Enrique Ponce, y posteriormente abordó un helicóptero que la trasladó a la localidad de Juan Llerena, en el departamento Pedernera, donde inauguró una planta productora de cerdos.

En el acto, la Presidente convocó a la unidad nacional utilizando como recurso la mención de una de las pasiones que dividen al país: "Esto no es River-Boca, que queremos que gane uno u otro porque somos hinchas. Acá somos todos argentinos y necesitamos que gane la Argentina".

"No todos pensamos igual, pero necesitamos las mismas cosas: que nuestros hijos vayan al colegio; que el país crezca; que se valoren sus productos; conquistar nuevos mercados; inversiones...", remarcó la mandataria.

Aunque no hizo ninguna mención directa al paro con movilización de la CGT –mientras hablaba y los canales dividían la pantalla entre su imagen y la de Hugo Moyano, que se preparaba para iniciar su discurso en Plaza de Mayo–, la Presidente sí se refirió a los camioneros al destacar la firma de un contrato con Belgrano Cargas (ferrocarril) para mejorar la logística de distribución de la producción.

"Estamos contentos por el contrato que firmamos, porque en ocasiones la producción es muy grande y no se puede transportar todo en camiones; es sabido que pasados los 300 kilómetros, el costo del transporte de carga en camión se encarece (silbidos del público); entonces debe realizarse vía ferrocarril... Es una cuestión económica, de competitividad", explicó la jefa de Estado.

Luego de reiterar su orgullo por la inauguración de una fábrica de producción de carne de cerdo, Cristina Kirchner contó cómo era el proceso que pasaban los animales hasta llegar al productor y utilizó un tono humorístico para enviar otro mensaje filoso.

"Los chanchitos nacen con su mamá y están con ella unos siete días; luego pasan por otros dos lugares más y esto les produce estrés, porque cuando son destetados los juntan y comienzan a pelear para ver quién tiene la jefatura; se parecen en todo a nosotros (...). Los chanchitos son muy parecidos a los humanoshay algunos más lindos y otros más feos, pero todos son chanchitos al fin", comparó la Presidente, con un fondo de risas y aplausos.

Sobre el final, la jefa de Estado volvió a pedir la unidad: "Unidos, organizados y solidarios, sigamos marchando adelante como lo hemos hecho en estos años". Entonces, Moyano ya acomodaba su micrófono para hablar en Plaza de Mayo...

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »