18 de junio de 2012

COMUNICADO DE PRENSA:

Los reclamos de los trabajadores siempre son justos y las medidas de fuerza que se implementen para su defensa están amparadas en las leyes laborales y en la Constitución Nacional, y obviamente que pueden generar inconvenientes para otros sectores.

 

Esas consecuencias, no buscadas por los trabajadores, serán acorde al rubro específico de cada actividad. Es bueno que la sociedad sepa que una entidad gremial ejecuta una medida de fuerza, cuando aparecen agotadas todas las instancias sin que los trabajadores fueran escuchados, sin que nadie atendiera sus razones por más evidentes que fueran.

Los petroleros fuimos pioneros en reclamar por la injusticia que significa incautar el esfuerzo de los trabajadores mediante un impuesto que no tiene nada que ver con la justa paga de un jornal o salario. Hemos dicho hasta el cansancio que ganancia es la diferencia entre egresos e ingresos monetarios. Festejamos esperanzados cuando la conducción de la Confederación General del Trabajo nacionalizó nuestro reclamo, pero a varios años de ello vemos con tristeza como se sigue ninguneando e ignorando los sólidos argumentos y se continúa confiscando los ingresos de los asalariados, que no tienen ganancias, sino una retribución no siempre justa, por el trabajo que prestan.

También es absolutamente incoherente y discriminatorio que a quienes perciben $5.201 no se les pague las asignaciones familiares, aun cuando tengan 10 hijos, como si no tuvieran los mismos derechos, gastos y enfermedades que los de padres que ganan por debajo de esa suma.

Frente a la suba del costo de vida y el consecuente deterioro del poder adquisitivo de sus familias, es lógico que los compañeros camioneros rechacen la absurda propuesta que en el marco de las paritarias les realizara la Federación Argentina de Empresarios del Autotransporte de Cargas (Fadeac) consistente en un aumento salarial del 18 por ciento en tres cuotas, cuando se viene solicitando una reparación o recomposición salarial del 30 %, lo que fue interpretado como una burla a los trabajadores.

 

BASTA DE IMPUESTOS AL TRABAJO, BASTA DE DISCRIMINACIÓN.

LOS QUE NO ESCUCHAN SERÁN LOS RESPONSABLES DE LAS CONSECUENCIAS QUE

DERIVEN DE LA LEGÍTIMA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES.

 

COMPAÑERO HUGO MOYANO:

 

LA CAUSA DE USTEDES ES LA NUESTRA Y LA LUCHA QUE LLEVAN A CABO ES LA DE

TODOS LOS TRABAJADORES.

 

GUILLERMO PEREYRA

Secretario General

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »