16 de junio de 2012

El Isidoro Cañones bonaerense La supuesta amante de Mariotto recorre la provincia financiada con fondos del Estado

La guionista devenida a Juana De Arco moderna, Ana Franco, en su afán de ser la reina de la cara visible sobre violencia de género, genera comentarios picantes tanto en el mundo de la farándula como en la política vernácula bonaerense.

 

La viuda del actor Oscar Ferreiro -el recordado "malo" de las novelas Ricos y Famosos y Montecristo, recorre la provincia de Buenos Aires diciendo a voz alta "mis charlas son gratuitas".

 

Obvio, gratuitas para la gente  que va, pero no para el gobierno de la Provincia o más bien para el vicegobernador Gabriel Mariotto, su "benefactor".

 

Franco estaría contratada por la Cámara de Senadores de la Provincia, precisamente por el vicegobernador Gabriel Mariotto, de quien todos comentan que sería su amante desde hace muchos años, incluso desde cuando estaba casada con Ferreiro.

 

En conclusión, su  "ataque " de ayudar  no va más de cobrar un sueldo pagado por el vice gobernador, con quien mantendría una relación amorosa.

 

Parece que la "gratuidad" de sus charlas, las pagamos todos los que vivimos en la provincia de Buenos Aires.

 

Sería interesante que Mariotto apoye y pague a profesionales que orienten una mirada clara del tema, y no a una mediática que hizo de su supuesto flagelo un reality para pasearse como una "diva" por la provincia y por cuanto medio farandulesco se le cruce por delante.

 

Gabriel Mariotto es Licenciado en Periodismo y en Comunicación Social, recibido en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Fue el presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFCA) y el último interventor del Comité Federal de Radiofusión (COMFER), hasta que fue electo vicegobernador puesto por el kircherismo, acompañando a Daniel Scioli, con quien hoy mantiene una sórdida rivalidad.

 

Está casado, tiene un hijo, pero desde su entorno más privado afirman que tiene debilidad por el sexo opuesto. Aseguran que "Ana Franco es su amante íntima, pero no es la única, y a todas las financia con dinero del Estado. Suele perder la cabeza seguido cuando ve una señorita hermosa, y se rodea de bellas mujeres para sentirse seguro de sí mismo".

 

Aparentemente, en la provincia de Buenos Aires tenemos nuestro propio Isidoro Cañones. ¡Que vivan la pizza y el champán!, como en la era menemista, pero esta vez el sexo, la droga y el rock and roll tienen un toque progresista, nacional y popular.

 



Más noticias en www.agencianova.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »