11 de junio de 2012

NO SE SALVAN NI LOS PERROS, Por: Patricia L. Rodríguez por Bosco Producciones

Nadie está a salvo, ni plantas ni animales, mucho menos humanos.

 

Los agroquímicos, han sido ubicados en primer lugar como grandes aliados de los productores rurales, pero hace un tiempo, han quedado expuestos en el banquillo de los acusados. Culpables o no, la realidad es que su aplicación está en tela de juicio, y a favor o en contra, nadie puede (ni debe) escabullirse entre los matorrales del silencio con total indiferencia. Internacionalmente el dedo acusador ya apuntó hacia las fumigaciones, nuestro país también, en mayor o menor medida, está abriendo los ojos (y la cabeza) con respecto a esta actividad y sus consecuencias y hoy Areco tiene la oportunidad de no convertirse en la excepción. Hoy el pueblo puede saber de qué se trata. ¿Agroquímicos o agrocidio?.

 El jueves 7 a las 19Hs se realizó un debate abierto sobre el Decreto presentado por el intendente Durañona en el Salón Guerrico realizado por el "Grupo Ambiente Areco". La disertación estuvo a cargo de la abogada Graciela Gómez, el Dr. Roberto Oscar Lescano, y la familia Milesi que tienen a su hijo de 5 años afectado por leucemia luego de que un Aero aplicador rociara productos químicos sobre él.

 Cuando decimos que no se salvan ni los perros, no estamos jugando con un título, sino que hacemos alusión a lo que el mismo Dr. Roberto Lescano calificó como el motivo por el cual comenzó con sus investigaciones. En los '90 en el barrio San José, Basabilbaso, E. Ríos, murieron 160 perros de forma extraña, al igual que aves y varias personas fueron hospitalizadas. Luego de sospechas, el doctor Lescano realizó autopsias a algunos perros y aves de corral. Los estudios toxicológicos hechos en la Facultad de Bioquímica de Sta. Fe, demostraron que eran tres tipos de insecticidas los que habían provocado la muerte de los animales. Desde entonces investiga la fumigación y sus consecuencias en la salud, además en los últimos días ha disertado en la cámara de diputados de E. Ríos para prohibir en toda la provincia la Aero aplicación.

 Por su parte la abogada Graciela Gómez, periodista ambiental, escribana y miembro de la Comisión de Medio Ambiente de Cap. Fed., afirmó que sus investigaciones no son orientadas por banderas políticas: 

"Les aseguro que no tengo bandería política de ningún partido, estamos aquí porque la ordenanza es excepcional, porque crea un precedente y porque prohibir la aeroaplicación a ustedes los productores, arrendatarios y aeroaplicadores no los afecta en nada porque de la cantidad de soja que se exporta, el 70% es fumigado por mosquito y sólo un 30% es fumigado de forma aérea". 

La abogada Gómez explicó que la fumigación aérea ya está prohibida desde 2009 en la Unión Europea y aseguró que aunque le lleve la vida, va a lograr que el glifosato se prohíba: "Los venenos matan, no son químicos, no son fitosanitarios, porque para ser fitosanitarios no deben ser tóxicos y los agroquímicos son agro tóxicos". Además Gómez calificó a la aeroaplicación como un genocidio sistematizado, porque se está matando una raza sistemática y silenciosamente y recalcó que pasó a ser un agrocidio, porque estos venenos han matado al campo: 

"La soja no es campo. El campo era diversidad, lino, maíz, trigo, ganado. Hoy nos llamamos agro exportadores, pero comemos basura. Consumimos carne de feed lot. A pesar de tener tanto espacio, tenemos a las vacas hacinadas y alimentadas por antibióticos, anabólicos, mugre que queda de las pollerías y soja contaminada por agroquímicos".

 Como si las acusaciones y pruebas fueran pocas, la abogada Graciela Gómez apuntó nuevamente, como lo hizo el Dr. Lescano, a los perros. Es que cuando utilizamos el aparente inofensivo y útil collar anti pulgas, no somos conscientes que estos collares poseen CLORPIRIFÓS, otro químico altamente peligroso. 

Reafirmar que no se salvan ni los perros, no es en este caso una reiteración molesta, es una realidad que a algunos inquieta y a otros incomoda. Cuando la sociedad se instruye, conoce y no se espanta, las grandes corporaciones agreden y patalean al ver caer sus negocios como naipes soplados por un suspiro de indignación.

 

FUENTE: BOSCO PRODUCCIONES, SAN ANTONIO DE ARECO BS AS.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »